Escuchar este artículo

Estados Unidos no le cree a Nicolás Maduro

Martes, 2 de Mayo de 2017
El Departamento de Estado estadounidense se pronunció tras las declaraciones del mandatario.

El llamado del gobierno venezolano a una Asamblea Constituyente no parece un esfuerzo genuino para alcanzar una reconciliación que permita al país superar la crisis, expresó el Departamento de Estado estadounidense.

“Nuestra preocupación es que, por las indicaciones iniciales, este proceso no se perfila como un esfuerzo genuino de reconciliación nacional, que es lo que realmente Venezuela necesita”, dijo el subsecretario adjunto para el Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick. El alto funcionario estadounidense recordó que Venezuela debería realizar elecciones regionales y municipales, y señaló que la “claramente” la intención del gobierno de Caracas con su llamado a una Constituyente es seguir eludiendo ese compromiso.  

Nuevas protestas

La decisión del presidente Nicolás Maduro de convocar a una asamblea para modificar la constitución desató ayer nuevas manifestaciones contra el gobierno, mientras la oposición llamó a desobedecer el proceso. 

Centenares de opositores bloquearon algunas vías del este y oeste de Caracas con barricadas de basura, árboles, escombros, metales retorcidos y hasta banderas venezolanas de varios metros de largo que fueron colgadas entre los postes de luz. La protesta se extendió a otras ciudades donde los manifestantes cerraron algunas vías.

La crisis en Venezuela se “ha agravado” con la decisión del presidente Nicolás Maduro de llamar a una Asamblea Constituyente “popular”, sin fijar el sufragio universal para elegir a los constituyentes, dijo el canciller chileno, Heraldo Muñoz.

Señaló que la posición formal de Chile y los países afines, que se han pronunciado en bloque sobre la situación de Venezuela, se tomará cuando se conozcan más detalles del anuncio lanzado por Maduro, al cabo de semanas de multitudinarias marchas opositoras que piden convocar a “elecciones generales y la liberación de presos políticos”. 

El canciller brasileño, Aloysio Nunes, calificó  de “golpe” la propuesta del presidente Nicolás Maduro de convocar una Asamblea Constituyente “popular”, con asambleístas que no serán elegidos por sufragio universal, en medio de la grave crisis que azota a Venezuela.

Resumen de agencias

Image
La opinión
La Opinión