La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Militares y policías rodean la Asamblea de Venezuela

Impidieron la entrada de los diputados para sesionar.

Militares y policías bloquearon, este martes, a la opositora Asamblea Nacional cuando se disponía a repudiar una arremetida oficialista contra sus legisladores, tensando aún más la crisis venezolana que, según Amnistía Internacional, ha degenerado en “crímenes de lesa humanidad” contra disidentes.

La sede del Parlamento, amaneció tomada por la Guardia Nacional, policías y agentes del servicio de inteligencia (SEBIN), que impidieron la entrada de los diputados para sesionar.

Los congresistas tenían previsto debatir el procesamiento de diez diputados que apoyaron la fallida sublevación militar del 30 de abril contra el mandatario Nicolás Maduro, en plena pugna por el poder con el opositor Juan Guaidó.

“Intentan secuestrar el Poder Legislativo mientras el dictador se atrinchera solo, en un Palacio en el que no debe estar, sospechando de todos a su alrededor”, tuiteó Guaidó, jefe parlamentario reconocido como presidente interino por más de medio centenar de países.

“Con la excusa de que hay un artefacto explosivo dentro de las instalaciones, hicieron una toma del Palacio Federal”, declaró a la AFP la diputada Manuela Bolívar.

La congresista denunció “una política para debilitar la Asamblea”, ente que en la práctica fue anulado por una decisión judicial y sustituido en sus funciones por la oficialista Asamblea Constituyente.

Entre tanto el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) imputó a cuatro diputados opositores por un fallido alzamiento militar contra el presidente Nicolás Maduro, con lo que suman 14 los legisladores vinculados a la causa, anunció la corte.

La Sala Plena del TSJ determinó que los hechos investigados “comprometen la responsabilidad” de los parlamentarios Carlos Paparoni, Miguel Pizarro, Franco Casella y Winston Flores, señaló en un comunicado.

Desde la ciudad rusa de Sochi, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo haberle exigido en una reunión a su homólogo ruso, Sergei Lavrov, que Moscú cese de apoyar a Maduro, lo que su interlocutor rechazó tajantemente.

“Llegó la hora de que Nicolás Maduro se vaya, solo le ha causado miseria al pueblo venezolano, y esperamos que el apoyo ruso a Maduro cese”, declaró Pompeo.

Principal protector internacional de Guaidó, Estados Unidos mantiene una política de sanciones para forzar la salida de Maduro y no descarta una opción militar.

El lunes, el enviado de Guaidó en Washington, Carlos Vecchio, anunció que solicitó una reunión en los próximos días con el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur, la unidad militar estadounidense responsable de América Latina.

Image
AFP
AFP
Martes, 14 de Mayo de 2019
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día