Escuchar este artículo

Venezuela: oposición presionará referendo desde las calle

Lunes, 26 de Septiembre de 2016
"El referendo revocatorio se hará este año", dijo el secretario general de la coalición, Jesús Torrealba.

La coalición opositora de Venezuela, decidida a acelerar la salida del presidente Nicolás Maduro, llamó a la población a realizar protestas diarias en todo el país con el objetivo de presionar para que el referendo revocatorio se dé en el 2016.
       
"El referendo revocatorio se hará este año", dijo el secretario general de la coalición, Jesús Torrealba, al leer un comunicado de la  Mesa de la Unidad Democrática en el que ratificaron su intención de seguir adelante con la consulta, e indicaron que "no hay razones técnicas ni jurídicas" para impedir el referendo en el 2016.
 
En abierto reto a las autoridades electorales, la alianza dijo que solo acatará lo previsto en la constitución en cuanto a que la recolección del 20% de las firmas de los electores se hará a nivel nacional,  y dijo que de insistir el Consejo Nacional Electoral (CNE) en exigir la colecta de las rúbricas por estados "es nuestro deber activarnos como pueblo y obligarlos en la calle y en las instituciones a acatar la constitución.
 
"Llamamos a realizar a partir de hoy actividades de protesta y organización todos los días y en todo el país", afirmó Torrealba.
 
Durante una concentración en un estadio deportivo del este de la capital, Torrealba afirmó que coalición realizará una movilización nacional el 12 de octubre para lograr que las condiciones de la recolección de firmas se den de acuerdo a lo previsto en la constitución.
 
El CNE estableció un plazo del 26 al 28 de octubre para recolectar las firmas del 20% de los electores que se requieren para activar el referendo.  
 
Aunque al menos 7 de cada 10 venezolanos están a favor de celebrar el referendo revocatorio este año, según señalan las principales encuestas locales, no está claro cómo podrá la coalición opositora movilizar a esa porción de la población para presionar la salida electoral a la crisis que enfrenta Venezuela, que ha golpeado la popularidad de Maduro.
 
Una de las dudas planteadas en el proceso es si la coalición opositora podrá mantenerse cohesionada. Ya algunas pequeñas organizaciones han alzado sus voces, al margen de la alianza, con llamamientos a no acatar las condiciones impuestas por el CNE y a recurrir a las protestas para presionar la salida del gobierno de Maduro.
 
Otro de los obstáculos que deberá superar la oposición tiene que ver con las 5.392 máquinas que aprobó el CNE para validar las huellas de los electores. Estos equipos resultan insuficientes y podrían impedir que la coalición alcance 20% de las firmas.
 
"La primera batalla de la oposición es tratar de modificar estas condiciones para el 20%, o bien obligar al chavismo a pagar el costo del cierre de la salida electoral", dijo a The Associated Press el consultor político Edgar Gutiérrez, y agregó que la coalición puede recurrir a acciones combinadas que pasan por la presión internacional y las "acciones de calle desafiantes" para alcanzar sus objetivos.
 
La oposición había apostado a realizar el referendo antes del 10 de enero del 2017 que es cuando se completa más de la mitad del período presidencial de Maduro de seis años. De darse la consulta luego de esa fecha y de ser revocado el mandato de Maduro, los últimos dos años de su período presidencial deberán ser completados por el vicepresidente de turno, según establece la constitución.

Caracas | AP