Escuchar este artículo

Vicepresidente de Venezuela rechaza sanción de EEUU por narcotráfico

Martes, 14 de Febrero de 2017
Tareck El Aissami negó su salida del gobierno de Nicolás Maduro.

El vicepresidente venezolano Tareck El Aissami calificó el martes de "agresión imperialista" la sanción por narcotráfico que le impuso el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y afirmó que continuará trabajando en el gobierno para la recuperación de la economía.

"La verdad es invencible y veremos cómo se desvanecerá esta infame agresión", dijo El Aissami en su cuenta de Twitter en respuesta a la sanción que le impusieron la víspera las autoridades estadounidenses que anularon su visa, confiscaron sus propiedades en Estados Unidos y le prohibieron realizar transacciones financieras o comerciales con instituciones de ese país.
 
El vicepresidente sostuvo que continuará acompañando al mandatario Nicolás Maduro en las tareas para lograr la recuperación económica y garantizar la paz. El Aissami, identificado como una de las figuras más radicales del gobierno, asumió la vicepresidencia a inicios del mes pasado tras dirigir por cuatro años la gobernación del estado central de Aragua.
 
El Departamento del Tesoro acusó a El Aissami, de 42 años, de facilitar el envío de drogas desde Venezuela a través del control de los aviones y las rutas aéreas e indicó que poseía múltiples cargamentos de estupefacientes, algunos de los cuales tenían como destino México y Estados Unidos.


 
Las autoridades también designaron como narcotraficante al venezolano Samark José López Bello, quien fue identificado como un prestanombres del vicepresidente.
 
El secretario ejecutivo de la coalición opositora, Jesús Torrealba, afirmó el martes que la sanción es "muy delicada" y sostuvo que la medida podría "comprometer" las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos.
 
El Departamento del Tesoro publicó en su página de internet que aplicará sanciones a 13 empresas controladas por López Bello y otros allegados que supuestamente conforman una red internacional desplegada por las Islas Vírgenes, Panamá, el Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela.
 
López Bello consideró "injustificada" y "políticamente motivada" la sanción en su contra y negó la noche del lunes, en un comunicado en su página de internet, haber participado en actividades de narcotráfico.
 
"El texto no ofrece evidencia factual o justificación legal de por qué Samark López debe estar en la lista", dijo el empresario.
 
Las sanciones adoptadas por el gobierno del presidente Donald Trump son las primeras medidas contra funcionarios venezolanos desde que en 2014 su predecesor Barack Obama suspendió visas y congeló activos pertenecientes a siete funcionarios acusados de perpetrar actos de corrupción y violar derechos humanos.

Image
AP

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas