Escuchar este artículo

'Yo no tengo nada de dictador, pero a veces provoca convertirse en uno'

Jueves, 3 de Agosto de 2017
Nicolás Maduro agregó también que quienes critican la Constituyente deberían ir a cárcel.

Cada vez más asediado por el rechazo a su Constituyente y la presión internacional, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que “provoca convertirse en un dictador” por culpa de quienes cuestionan sus métodos.

Visiblemente cansado y con pronunciamientos cada vez más agresivos, Maduro deslizó uno de los cambios que impondría la Asamblea Nacional Constituyente: eliminar las inmunidades parlamentarias, que es una de los pocos escudos que tienen los diputados de la oposición frente al régimen venezolano.

Agregó también que quienes han criticado la Constituyente en Twitter “deberían ir a prisión” por 30 años.

El mandatario de Venezuela ya había comunicado que la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente se corrió un día: “en vez de hacerla mañana jueves, se organice en paz, con tranquilidad y todo el protocolo necesario, el próximo viernes”.

Marchas de la oposición

Entretanto, la oposición convocó a marchar en Caracas el jueves para rechazar la instalación del nuevo órgano, que se mantuvo pese al aplazamiento.

Le puede interesar: Maduro posterga para el viernes instalación de su Constituyente

Maduro rechazó la denuncia de la empresa Smartmatic, que dio el soporte tecnológico de los comicios para la Constituyente, de que hubo “manipulación” de los resultados por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), según quien votaron ocho millones de personas.

La fiscal general Luisa Ortega --chavista rebelada contra Maduro-- anunció que abrió una investigación sobre esta denuncia, que consideró es “un elemento más de todo el proceso fraudulento, ilegal e inconstitucional que representa” la Constituyente.

“Estamos frente a un hecho inédito, grave, que constituye delito”, dijo a CNN la fiscal, que ya había dicho en otra oportunidad que Maduro tiene “ambición dictatorial”.

“Terremoto mundial”

El dato de participación era clave para la legitimidad de la Constituyente, luego de que la oposición asegurara haber recaudado 7,6 millones de votos contra la iniciativa en un plebiscito simbólico el 16 de julio.

El cálculo de Smartmatic es que votó un millón menos al anunciado por el CNE, mientras la oposición manejaba una cifra de unos 3,5 millones de votantes.

Además: Jornada de elecciones en Venezuela fue "manipulada", afirma auditora de votos

“Es un terremoto mundial”, dijo Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora, sobre la denuncia.

Tibisay Lucena, presidenta del CNE -acusado de oficialista-, aseguró que se trata de “una aseveración irresponsable con base en estimaciones sin fundamentos”.

“Este proceso no lo mancha nada porque es transparente”, subrayó el gobernante, quien atribuyó la versión de la compañía a una “reacción del enemigo internacional”.

El escándalo estalló en medio del rechazo de la comunidad internacional a la Constituyente, un suprapoder que regirá al país por tiempo indefinido y reformará la Carta Magna de 1999, impulsada por el presidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.

Qué tendrá la Constituyente

Maduro sostiene que la Constituyente recuperará la economía y la paz en este país en severa crisis económica y convulsionado por protestas opositoras que dejan unos 125 muertos desde que iniciaron hace cuatro meses.

Propondrá además reforzar en la nueva carta magna el poder comunal para profundizar el socialismo, acabar con la dependencia del petróleo -fuente del 96% de los ingresos del país-, y elevar a rango constitucional los planes sociales, el control de precios contra la inflación y la entrega de alimentos subsidiados, en grave escasez.

Pero la oposición, que rechazó participar en la Constituyente, no la reconoce y asegura que fue propuesta por Maduro para evadir elecciones, perpetuarse en el poder e instaurar un modelo comunista.

La próxima semana vence el plazo de inscripción de candidatos a los comicios regionales de diciembre, pero ahora todo depende de las decisiones de la Constituyente.

“Es posible que haya rupturas en el oficialismo, esto va a poner a un sector a meditar si continúa respaldando el régimen autoritario o si dicen ‘hasta aquí llegué’”, opinó el el politólogo John Magagdaleno.

Maduro convocó a la Constituyente sin consulta en referendo a los venezolanos, como sí ocurrió en 1999. Ante las críticas, propuso una consulta para aprobar la nueva Carta Magna.

Image
Colprensa
Colprensa