Escuchar este artículo

Alarma por desatención a la salud mental

Viernes, 7 de Agosto de 2020
La crisis generada por la COVID-19 ha golpeado el bienestar emocional de ser humano.

 

La cuarentena por la pandemia de COVID-19 ha golpeado el bienestar emocional del ser humano con diversos trastornos provenientes de factores psicológicos y sociales.

Actualmente las presiones socioeconómicas convierte a todos en personas vulnerables a perturbaciones mentales y lo más alarmante es que no se le presta la debida atención.

Un informe de Profamilia reveló que solo el 4% de la población colombiana busca consultas de apoyo psicológico vía telefónica o por internet para sobrellevar las limitaciones del distanciamiento social y otras preocupaciones cada día más acentuadas como el miedo al contagio, la falta de ahorros o la pérdida de empleo.

Los especialistas recomiendan que, si se ha sentido angustiado o estresado con la enfermedad y los problemas derivados del confinamiento obligatorio, debe buscar atención especializada con un psicólogo para mantener el equilibrio de la salud mental en tiempos de pandemia.

Desde finales de marzo, cuando fue decretado el aislamiento preventivo, La Cruz Roja Colombiana, Seccional Norte de Santander, habilitó las líneas de asesoría psicosocial, las cuales han tenido una gran respuesta por la población en general, generando un espacio de escucha y orientación en el que se despejan dudas sobre las medidas preventivas, autocuidado con relación a estrategias de afrontamiento en tiempos de cuarentena, aislamiento y encierro.

Karen Díaz Meza, psicóloga del Proyecto ECHO Fronteras y Cruz Roja Colombiana - Cruz Roja Alemana, dijo que desde que inició la atención el 27 de marzo y hasta el 8 de mayo, recibieron más de 400 llamadas y mensajes por WhatsApp de personas ubicadas en Norte de Santander. También escribieron de Medellín, Cali, Bogotá, Bucaramanga y Barranquilla.

Destacó que el mayor índice de atención corresponde a mujeres (72%) y hombres (28%). Todos se encontraban en un rango de edad entre 17 y 59 años.

Los números disponibles son el 310 2865684 (vía Whatsapp) y otra estrategia llamada “Línea Amiga”, con la extensión telefónica fija 5956232 y el 320 3174016, con el fin de poder recibir y guiar a la mayor cantidad de personas.

La #LíneaAmiga de la Cruz Roja Colombiana está dispuesta a brindar acompañamiento psicosocial y orientación médica para resolver sus dudas.

Problemas más frecuentes

Díaz Meza indicó que los problemas más recurrentes de la población migrante y vulnerable colombiana se relacionan con el modo de vida y la satisfacción de sus necesidades básicas, ocasionándoles ciertos problemas de salud mental como depresión, ansiedad, estrés, el consumo de sustancias psicoactivas, alcohol, entre otras y algunas reacciones como: sentimientos de impotencia, aburrimiento, rabia, soledad, tristeza, frustración, culpa, incertidumbre, desesperación, problemas de adaptación y hábitos del sueño.

“Si alguna de estas sensaciones es intensa que no logras conseguir la calma, tus pensamientos se llenan de ideas fatalistas o negativas y te sientes emocionalmente desbordado, entonces hay que buscar la ayuda de un profesional”, recalcó Díaz Meza.

Naylú Vergel, psicóloga y terapeuta de Cúcuta, mencionó que atender la salud mental no debe ser motivo de vergüenza porque todos los seres humanos atravesamos problemas y necesitan orientación para superarlos.

Estamos viendo personas que llegan a consultas con cuadros depresivos, ansiosos, hipocondríacos, que se imaginan síntomas como fiebre, tos y caen en un estado de ansiedad, miedo. A veces resultan ser alergias, o patologías respiratorias que no están asociadas con esa enfermedad y entran en esa visión catastrófica de contraer el virus”, expresó la especialista.

Señaló que actualmente los adultos se preocupan por la economía y muchas relaciones de pareja, que ya atravesaban episodios de intolerancia e interacciones negativas, se han acabado por la pandemia. En algunos casos se evidencia que están juntos, pero comparten menos por las ocupaciones laborales a distancia. También se registran situaciones de violencia intrafamiliar, de padres hacia hijos porque estos que se vuelven inquietos y rebeldes por el encierro.

Sobre la importancia de prestarle atención a la salud mental, Vergel señala que hay un estigma cultural en que las personas que visitan a este especialista son tildadas de locas, tóxicas o enfermas, pero obviamente es un tema de inconsciencia y es totalmente normal que en una situación de crisis se acuda a un terapeuta.

Vergel explica que de no buscar asesoría profesional se incrementarán los problemas y pudiera detonar un trastorno mental bien complicado. “Si no estás bien en tu salud mental eso afecta todos los ámbitos de tu vida, en lo social, familiar, laboral, relaciones de pareja. El problema es ese, que las personas no le dan importancia”, sostuvo.

Incluyen pedagogía para prevención de trastornos

Durante el seguimiento de la pandemia, Fernando Ruiz Gómez, ministro de Salud, indicó que la salud mental es una preocupación que han tomado en cuenta desde el inicio de la detección de la enfermedad en el país por lo que han adelantado estrategias como la inclusión de la pedagogía para la prevención de trastornos con la disposición de líneas telefónicas para atender estos casos.

Además, mencionó en entrevista a un medio nacional que hubo una flexibilización de las restricciones de las salidas de los niños y adultos mayores para aliviar los problemas derivados del encierro. Recordó que los trastornos mentales provocados por el aislamiento físico serán menores que los causados por la pérdida de vidas.

Sobre este asunto, la ONU pidió inversiones masivas. Antes de la crisis sanitaria mundial, las naciones dedicaban solo una media del 2% de sus gastos de salud a las enfermedades mentales.

Image
La opinión
La Opinión