Escuchar este artículo

¿Cómo evitar los conflictos con los adolescentes en cuarentena?

Lunes, 14 de Septiembre de 2020
Los constantes cambios de humor y la rebeldía propia de la adolescencia, hace que para nuestros jóvenes sea más difícil ajustarse a las normas de la nueva normalidad.

Generalmente la adolescencia es la edad de las fiestas, los amigos, el cine, los paseos en grupo, pero todas estas son cosas que desaparecieron de golpe con la llegada de COVID-19 a nuestras vidas. ¿Cómo hacer para que los jóvenes de la casa no desesperen con el encierro y acaten las normas que impone la nueva normalidad?

La psicóloga clínica Yorelys Acosta, explica que esta es una etapa de por sí compleja, pues en condiciones normales, los jóvenes en esta etapa de transición comienzan a relacionarse afectiva y sexualmente, a conocer sus emociones y a transitar hacia la adultez.

Lea: 

Cuatro de cada cinco adolescentes en el mundo son sedentarios

“La situación actual implica un cambio drástico en sus rutinas, lo que resulta muy exigente a nivel emocional y psicológico”, explica al señalar que ello produce un incremento en su malestar y el aumento de sensaciones como miedo, rabia, tristeza, frustración, incapacidad de manejar la incertidumbre y frustraciones en el ámbito familiar.

Es tarea de los padres intentar comprender mejor a sus hijos adolescentes durante el aislamiento, y para ello pueden estar atentos a una serie de señales como una preocupación excesiva por la salud, alteraciones en los ciclos de sueño, insomnio, cambios en los patrones de comportamiento, conductas violentas y adicciones.

Le puede interesar:

Nepal: el fenómeno de los adolescentes que se escapan para casarse

Para evitar que el encierro y el estrés les roben la tranquilidad, resulta conveniente preparar un horario semanal con rutinas donde haya espacio para el deporte, la colaboración en casa, actividades con la familia y con los amigos.  Es importante estimular el aprendizaje y tratar de establecer metas, siempre intentando lograr acuerdos desde el diálogo, intentando “ponerse en los zapatos del otro”.

En aquellas ciudades donde las restricciones públicas son más severas, es importante mantener en lo posible la vida social con amigos y seres queridos mediante video llamadas, aunque también es importante poner límites en el uso de los dispositivos electrónicos. La relajación ocasional y las frecuentes muestras de afecto, también son importantes.

¿Cómo abordar el conflicto?

A los padres les resulta casi inevitable no entrar en conflicto con sus hijos adolescentes en cualquier momento, si ello sucede, “lo más importante es mantener la calma, esperar que el joven se tranquilice para poder conversar en calma y evitar las luchas de poder”, dice Acosta.

Además:

Juegos On-line, construye jóvenes creativos y estratégicos

Aunque cada familia y cada individuo dentro de ella son diferentes y cada uno tienen sus propios desafíos, siempre debe prevalecer la comunicación, el respeto, la empatía y el amor familiar.

Image
Eilyn Cardozo