Escuchar este artículo

Equilibrio mental y alimentación consciente, las claves contra la obesidad

Miércoles, 26 de Agosto de 2020
En tiempos de incertidumbre, el estrés y la ansiedad pueden desencadenar o empeorar enfermedades.

La alimentación no es solo lo que comen las personas, es también lo que sienten. En estos momentos de incertidumbre que vive la humanidad por la pandemia de coronavirus, el estrés y la ansiedad hacen parte del día a día. 

Estos dos trastornos generan el aumento de cortisol en el organismo, lo que provoca el incremento de apetito, que si no es controlado, puede desencadenar o aumentar la prevalencia de patologías como el sobrepeso y la obesidad. 

Por eso, es importante que los colombianos sean conscientes de la situación anómala actual que viven y busquen a su médico para evitar este tipo de complicaciones. 

Después de más de cinco meses en casa por la cuarentena, el cuerpo no ha realizado la misma actividad física que desarrollaba antes y en algunos casos, tampoco se ha alimentado de forma correcta. 

El sedentarismo, los domicilios, la comida ultra procesada y los productos que muchas veces no son los más adecuados para una correcta alimentación se han convertido en la regla en la cotidianidad de las personas que cada vez tienen menos tiempo para prestarle atención a su salud. 

Según los últimos datos de la Encuesta de Situación Nutricional en Colombia (ENSIN) realizada en 2015, más de la mitad de la población colombiana sufre de sobrepeso y obesidad. 

En este sentido, el impacto psicológico de la cuarentena es relevante para no dejar que estas enfermedades empeoren o aumenten en la población en general. Por eso la correcta alimentación juega un papel fundamental. 

Sandra Ivonne Pérez Sierra, docente de la Facultad de Ciencias de la Nutrición y los Alimentos de la Universidad CES, recordó que “cada persona tiene un requerimiento de energía y de  nutrientes diferente, de allí radica la importancia del acompañamiento profesional para que se haga  consciente de lo que necesita”.

“A esto, sumarle hábitos alimentarios saludables como comer despacio, masticar bien, saber hasta cuándo comer e identificar qué tipo de alimentos están consumiendo para evitar el exceso de peso que puede derivar en enfermedades crónicas no transmisibles”.

La nutricionista dietista indicó que, para mantener una buena nutrición, es necesario tener una dieta balanceada, incluyendo los diversos grupos de alimentos en la cantidad adecuada (cereales, raíces, plátanos y tubérculos; frutas y verduras; lácteos y derivados; carnes y leguminosas secas; grasas y azúcares), sin exagerar de unos, especialmente de los que son ultra procesados,  ni prescindir de otros, como los frescos y naturales. 

Pérez resaltó lo importante de practicar actividad física, mantener una buena hidratación y desarrollar actividades como pintar, leer o meditar, entre otras, que no dejen que la ansiedad o el estrés le pasen cuenta al peso.

La complejidad de la obesidad radica, en gran parte, en la desinformación que existe sobre las causas y consecuencias de estas enfermedades, el limitado tiempo que se dedica a la actividad física en un mundo agitado como el de hoy y a los ambientes obesogénicos a los que se está expuestos. 

Por esto, iniciativas como ‘La Verdad de su Peso’ (www.laverdaddesupeso.com), una plataforma multicanal que, desde la cotidianidad y el contexto de nuestro país, propone temáticas enfocadas alrededor del ejercicio, la alimentación, la mente y el equipo multidisciplinario médico, como las claves para abordar estas patologías. 

La campaña busca, además, inspirar, conectar y empoderar a pacientes, cuidadores, médicos y organizaciones a romper el ciclo del sobrepeso y la obesidad en Colombia, una situación en la que todos somos actores responsables.

Boletín de prensa

Image
Web la Opinión
Web La Opinión