Escuchar este artículo

Riesgo de cáncer de piel sigue presente en la cuarentena

Sábado, 15 de Agosto de 2020
Según las cifras del Instituto Nacional de Cancerología, se pueden diagnosticar al menos 5.000 casos de cáncer de piel al año. 

En Colombia, según las cifras del Instituto Nacional de Cancerología, se pueden diagnosticar al menos 5.000 casos de cáncer de piel al año. De esos casos 226 pueden terminar en muertes.

Y aunque muchos pensaríamos que al estar en cuarentena nuestra piel está segura y no necesitamos usar bloqueadores, aún estando confinados seguimos corriendo riesgos de desarrollar cáncer de piel.

Incluso, según la doctora Soledad Aluma, dermatóloga y aliada de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, se cree que para el 2020 uno de cada 100.000 habitantes podría desarrollar un cáncer de piel.

Aluma explicó por qué es importante mantener los cuidados a pesar de permanecer todo el día en casa.

La dermatóloga contó que existen dos tipos de rayos: los rayos UVB y los UVA. Según la doctora, los rayos UVB disminuyen al permanecer bajo techo o al estar tras las ventanas, pero el riesgo de los rayos UVA sigue presente, pues estos son capaces de atravesar ventanas o vidrios polarizados. Por eso, aunque estemos confinados, nuestra piel sigue en peligro.

¿Qué hacer? Principalmente, hay que seguir utilizando bloqueador solar todos los días, uno de amplio espectro que cubra la radiación de los rayos UVB y UVA.

Además, la doctora Aluma explicó que es importante tratar de evitar la exposición inadecuada en los balcones y terrazas. “Como muchas de las personas están notando que su piel ha perdido el bronceado, están exponiéndose en horas de alta radiación entre las 10 a. m. y las 3 p. m. en estos espacios”, dijo la dermatóloga.

También recomendó evitar el uso de cámaras de bronceo que no permiten sintetizar la vitamina D y representan un riesgo para la piel.

Es importante fortalecer además el consumo de alimentos que aporten vitamina D, como el pescado, la leche y sus derivados, las naranjas, entre otros, y en caso tal de que el déficit de vitaminas sea alto, recurrir a suplementos o al hígado de bacalao.

Pero lo más importante es que durante esta cuarentena nos hagamos el autoexamen de la piel por lo menos una vez al mes.

Lea También: Alimentos indispensables durante el embarazo y la primera infancia

El autoexamen se realiza de la siguiente manera: “La persona se para frente a un espejo, sin ropa, con un espejo de cuerpo entero y con un espejo de mano, y empieza a mirar desde la parte de arriba, desde la cabeza hasta los pies, desde adelante hacia atrás, y se fija si hay algo que le llame la atención”, explicó la doctora.

Según la dermatóloga, “es importante empezar a reconocer los lunares, las manchas de nacimiento o lesiones que usualmente nos han acompañado durante toda la vida, pero si se empiezan a notar lesiones, que de pronto aparezcan lunares o los lunares que tenemos empiezan a cambiar en cuanto a la forma o el color, allí debemos consultar”.

Si nota que sus lunares cambian de color y toman un tono negro, azulado, rojizo o blanco, cambian de tamaño y empiezan a medir más de 6 milimetros, o al contrario le pican, sangran o se descaman, es importante que consulte a su dermatólogo.

Además, si detecta barros o picaduras que duran más de un mes, o de igual forma le pican o sangran, debe consultar, pues puede ser algún tipo de melanoma o carcinoma basocelular, formas del cáncer de piel.

Para estas consultas, la Liga Colombiana Contra el Cáncer ha dispuesto de su página web para que las personas puedan publicar las fotografías de los lunares, manchas o barritos que les generen dudas. Allí serán atendidos por especialistas que les darán asesoría sobre si es necesario o no hacer una consulta y una revisión más profunda.

Image
Colprensa
Colprensa