La educación híbrida, el futuro para un aprendizaje óptimo

Lunes, 8 de Marzo de 2021
La virtualidad seguirá siendo parte de la nueva realidad generada por la pandemia de COVID-19.

El cierre de los colegios a causa de la pandemia de COVID-19 ha sido un desafío para los alumnos, docentes y padres. Adaptarse a la virtualidad no ha sido fácil para nadie y, aunque en Colombia, el regreso a la presencialidad se está dando bajo el modelo de alternancia, la virtualidad seguirá siendo parte de la nueva realidad no solo de manera transitoria sino permanente.

Ante la dirección del Ministerio de Educación que permite el regreso presencial de aproximadamente el 30% de los estudiantes por aula, son muchos los padres que no están de acuerdo con enviar a sus hijos al colegio aún, pero ¿qué efecto tiene la virtualidad en el desarrollo de los niños y jóvenes? 

Según un artículo de la BBC sobre cómo el confinamiento y la pandemia han afectado la inteligencia social de las personas, se afirma que los primeros años de vida y la adolescencia son períodos críticos para el desarrollo cognitivo por lo cual es probable que los niños sean aún más vulnerables a presentar efectos a largo plazo de un retraso o ausencia en la interacción causado por la falta de interrelación social entre compañeros.

Por esta razón y pensando en el bienestar de sus estudiantes Kumon implementó el modelo de educación híbrida donde ofrece a sus alumnos materiales didácticos en físico que, aunque son utilizados de manera remota en su hogares, están acompañados por una orientadora usando plataformas de conexión virtual. 

En este proceso Kumon atiende a las necesidades de los estudiantes para tener un desarrollo óptimo en su aprendizaje. Esto es posible gracias a su larga experiencia en desarrollo de habilidades y la rápida habilitación de procesos de educación híbrida.

 “Con la educación en casa los niños han generado mayor desconcentración porque tienen espacios con muchas distracciones. La falta de autonomía a la hora de estudiar de manera remota hace que se requiera de un acompañamiento constante que muchas veces no se puede realizar. Bajo el modelo híbrido que hemos venido trabajando en Kumon promovemos hábitos de independencia y organización y hemos evidenciado que al enfrentarse a este sistema remoto nuestros estudiantes  lograron adaptarse mucho más fácil”, afirmó Katia Castillo, orientadora de Kumon en Colombia. 

El modelo híbrido de educación que se asemeja con la alternancia planteada por el Gobierno, brinda la posibilidad de tener un aprendizaje auto dirigido, lo cual evitará la sobrecarga de los padres, ayuda a que los alumnos aumenten su capacidad para aprender a su propio ritmo y los vuelve más autónomos en relación al aprendizaje y al estudio, fortaleciendo su capacidad de aprender por sí mismos.

“Una de las principales razones por las que recomendamos la educación híbrida, es la importancia de contar con espacios presenciales, donde el alumno pueda poner en práctica las habilidades desarrolladas a través del aprendizaje autónomo que ha logrado con la orientación remota. Esto evitará sin duda alguna la sobre saturación digital, que hoy día no sólo surge como resultado de la educación remota, sino de gran cantidad de estímulos externos.” afirma Lorena Ramírez, coordinadora de Desarrollo de Kumon.

La innovación educativa es un imperativo que hace parte de la nueva realidad y la implementación del modelo híbrido aunque implica retos tecnológicos, promueve un mayor desarrollo personal y cognitivo social que no sólo es necesario para el éxito en los entornos escolares, laborales y las relaciones personales, sino también en la "cognición caliente” componente básico de la "cognición fría", que involucra habilidades como la atención, la planificación, la resolución de problemas y en general el razonamiento emocional como un todo.

Con información de Kumon 
 

Image
Web la Opinión
Web La Opinión