Escuchar este artículo

Se cansó de esperar y decidió bajarse del avión de una manera insólita

Miércoles, 3 de Enero de 2018
El vuelo tuvo retrasos al momento de despegar y de aproximandamente 30 minutos después del aterrizaje.

Un pasajero de un vuelo de la compañía Ryanair, entre Londres y Málaga, en el sur de España, se instaló sobre un ala del avión cansado de esperar para salir tras el aterrizaje, explicaron este miércoles un testigo y la compañía. 

"Llevábamos como media hora esperando (...) y este señor se fue para la salida de emergencia tranquilamente, tiró de la palanca de emergencia, se asomó, regresó a por su mochila y se subió sobre el ala", explicó a la AFP Fernando del Valle, otro pasajero.

En las imágenes, publicadas en su cuenta de Facebook, se ve a un hombre que camina sobre el ala y se coloca su mochila en la espalda antes de sentarse.

"El comandante salió atónito a preguntar que quién se había subido al ala", señaló este pasajero español, que volvía el lunes por la noche de Londres en el vuelo FR8164, que había despegado con una hora de retraso y llegó a Málaga sobre las 23H10, veinte minutos más tarde de la hora prevista.

El hombre, cuya identidad no fue revelada por Ryanair, fue inmediatamente detenido, precisó una portavoz de la compañía en España en un comunicado enviado por correo electrónico.

"La Guardia Civil ha sido requerida por el comandante del avión. Lo identifica y lo denuncia a la agencia estatal de seguridad aérea", dijo por su parte un portavoz de la Guardia Civil.

Ryanair bate su récord de pasajeros en 2017 pese a los problemas

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair, la primera de Europa en viajeros transportados, llevó a 129 millones de pasajeros en 2017, un nuevo récord pese a los conflictos laborales que tuvo.

La cifra fue un 10% superior a la de 2016, que ya era un récord, a pesar de que la compañía tuvo que anular miles de vuelos por falta de pilotos, que se fueron a otras aerolíneas alegando que las condiciones laborales no eran buenas.

De hecho, y ante la amenaza de huelga de pilotos de varios países, Ryanair se vio obligada cambiar de política y aceptó negociar con sindicatos de pilotos y personal de cabina por primera vez desde su fundación en 1985.

Además, Ryanair se sobrepuso a una caída de pasajeros a finales de año -en diciembre transportó un 3% de pasajeros menos que en el mismo mes del año pasado.

Image
AFP
AFP