Formulario de búsqueda

-
Miércoles, 26 Junio 2019 - 10:00am

Día Internacional de los Bosques Tropicales: ecosistemas en máxima alerta

Entre 1980 y 2000, América Latina perdió 42 millones de hectáreas de bosques tropicales.

Efraín Herrera - Presidencia de Colombia
La deforestación se ha concentrado en el noroeste de la Amazonía Colombiana, en Parques Nacionales como Macarena, Tinigua, Picachos y Chiribiquete.
/ Foto: Efraín Herrera - Presidencia de Colombia

Por: Antonio Paz Cardona / es.mongabay.com

Los bosques tropicales son uno de los ecosistemas terrestres que más biodiversidad albergan en el mundo. Además de contribuir a la regulación del clima y al almacenamiento de carbono, son el sustento de vida para cientos de poblaciones vulnerables. Sin embargo, su situación en América Latina es preocupante.

Según datos extraídos del último reporte de la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), publicado en mayo de este año, entre 1980 y 2000 se devastaron 100 millones de hectáreas de bosques tropicales en todo el mundo, y 42 millones de ellos desaparecieron en América Latina.

Otras cifras reveladoras del informe IPBES indican que, desde antes del asentamiento de los españoles y observando la situación hasta hoy, el 17% de la selva amazónica se ha transformado en paisajes dominados por el hombre y, por ejemplo, Mesoamérica —los territorios de Guatemala, El Salvador, Belice, así como parte de México, Honduras, Nicaragua y Costa Rica— ha perdido el 72% de su bosque seco tropical, mientras que el Caribe perdió el 66%.

“Hay una gran pérdida de los bosques tropicales en Latinoamérica, un gran proceso de deforestación impulsado por la producción de alimentos a gran escala, con sistemas modernos y mecanizados de alta dependencia de insumos químicos y tecnológicos. En la Amazonía, el Gran Chaco, la Chiquitania y El Cerrado se repite el mismo proceso”, asegura Matías Mastrangelo, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina y autor principal del capítulo 2 del informe del IPBES.

A esto se suma un informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), titulado ‘El Estado de los Bosques del Mundo 2018’, que confirma que América Latina es una de las que más bosque ha perdido en el mundo, pasando de un 51,3% de cobertura en 1990 a 46,4% en 2015, es decir, una pérdida de casi 5% en 25 años.

Degradación del bosque en Madre de Dios, Perú, debido a la minería aurífera. Foto: Agencia Andina.

La Amazonía y los Andes

Liliana Dávalos, bióloga e investigadora de la Universidad Stony Brook de Nueva York, asegura que el desarrollo que existe hoy en la región amazónica no tiene comparación histórica. “Esta transformación cambia los climas locales e influye en el clima mundial. Tiende a destruir lentamente las culturas indígenas y el impulso desmedido de infraestructura afecta los bosques. Se está dando una transición violentísima”, asegura.

Para Dávalos en países amazónicos como Colombia, Perú y Bolivia se ha dado una fuerte tradición de cultivos de coca a los que se les atribuye gran parte de la deforestación. Sin embargo, investigaciones recientes y el libro ‘Los orígenes de la cocaína’, del cual es coautora, han mostrado que los cultivos ilícitos más bien están inmersos dentro de una deforestación de frontera agrícola que se abre desde hace ya varias décadas. “Se pensaba que al eliminar la coca se acabaría la deforestación pero eso no es verdad. Por ejemplo, Brasil no tiene una historia grande de coca y tiene un fenómeno de deforestación muy fuerte en su frontera amazónica”.

La tendencia actual, de acuerdo con Dávalos, muestra que los territorios indígenas y campesinos, aunque tengan una protección nominal, se enfrentan a la deforestación y en muchos casos ocurren eventos violentos “entre la gente que históricamente vive en los bosques y los que quieren apoderarse de la tierra que está debajo de estos bosques. En todos los países tenemos esto. Es necesario verlo de forma regional”, enfatiza.

Las altas tasas de deforestación en la Amazonía se han convertido en un problema de interés mundial. La historia de Colombia está relacionada al conflicto armado y los efectos que dejó la desmovilización de gran parte de los hombres de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que abandonaron los territorios que dominaban en la Amazonía. Se han registrado procesos de acaparamiento de tierras y especulación de estos precios dentro del mercado negro, que han afectado principalmente la zona de transición entre Andes y Amazonía, presionando fuertemente a Parques Nacionales como Macarena, Tinigua y Picachos. De hecho, la tendencia ya está tocando el corazón de la región en el Parque Chiribiquete, el área protegida continental más grande del país que abarca más de 4 millones de hectáreas.

Datos recientes del Sistema de Alertas Tempranas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), así como monitoreos realizados por organizaciones como Monitoring of the Andean Amazon Project (MAAP) muestran una fuerte concentración de la deforestación en la zona noroccidental de la Amazonía colombiana, que es considerada la más intensa entre todos los países de la región que comparten este bioma.

Precisamente un artículo de las biólogas Liliana Dávalos y Dolors Armenteras, publicado en la revista Biological Conservation, analizó la influencia de la ganadería en la pérdida de bosque en el norte del departamento del Guaviare y empezó a dar indicios sobre el verdadero fenómeno: acaparamiento de tierras. “Nos dimos cuenta que el precio de la carne no estaba subiendo ni tampoco los ingresos de la gente. Se multiplicaron las vacas pero los precios estaban por el piso y fluctuando. El ingreso económico del departamento por ganadería se desplomó. Lo que sí vimos era que los mercados de las tierras se estaban disparando”, comenta Liliana Dávalos y agrega que “la deforestación y el acaparamiento de las tierras están conectados”.

Los bosques de la Amazonía preocupan, pero los bosques andinos también están en un grave deterioro. Dávalos comenta que este ecosistema continúa entre los más amenazados del mundo, lo cual es preocupante pues son los que tienen más biodiversidad. Para ella, estos bosques están bajo fuerte presión en los países sudamericanos porque han aparecido nuevas fuerzas que no existían hace 20 años, como el auge desbordado de la minería y la utilización de tecnologías como el fracking o fractura hidráulica en las cuencas hidrográficas.

La situación preocupa incluso a institutos como el Alexander von Humboldt en Colombia. Andrés Avella, investigador líder de la línea de Bosques y Ecosistemas Estratégicos del Instituto, comenta que están desarrollando una agenda de investigación para los bosques andinos, de la parte alta de la montaña, cerca al páramo, “debido a su importancia en la  provisión de recurso hídrico y la conservación de suelos”. Conservar estos bosques se torna indispensable, comenta Avella, porque aproximadamente el 80% de la población está asentada en la cordillera de los Andes.

Predios deforestados para la ganadería en el Parque Defensores del Chaco en Paraguay. Foto: Aldo Benítez.

La nota completa puede ser vista en: https://bit.ly/2xeJyD3

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
loading...
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Mundo
Artículo

Médicos españoles reviven a una mujer tras más de seis horas en paro cardíaco

"Es como un milagro", reconoció Audrey Marsh con los servicios de emergencias que consiguieron salvar su vida.

@NoticiasRNN
Economía
Artículo

Habrá línea de crédito para comerciantes afectados por el paro

Según el presidente, la línea de crédito tendrá condiciones flexibles para los comerciantes.

Colprensa
Publicidad
Entretenimiento
Artículo

‘Tengo una muy buena relación con James y Shannon’, dice Daniela Ospina

La deportista habló de su reto empresarial, de su nuevo amor y de la relación con su hija Salomé.

Tomada de internet
Tecnología
Artículo

Instagram pedirá fecha de nacimiento para impedir uso de menores de 13 años

La compañía indicó que la información sobre la edad no estará disponible para los demás usuarios.

Pixebay reference
Publicidad
Mundo
Artículo

Congreso de Chile aprueba ley para aumentar pensiones mínimas

El proyecto mejorará la jubilación a 1,6 millones de personas.

@rockandpop
Fútbol
Artículo

Hazard sufre una “microfisura” y se perderá el clásico

El jugador se vio forzado a abandonar el terreno de juego el pasado 26 de noviembre, víctima de una torsión en el tobillo derecho.

AFP
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Mundo
Artículo

Un muerto en una iglesia nigeriana cuyo pastor confundió gasolina con agua bendita

El incendio se extendió hasta un gasoducto cercano que explotó, lo que provocó un fuego importante. 

@larepublica_ec
Región
Artículo

Vía a Ocaña y a Tibú retoma tránsito de vehículos con normalidad

El paso estuvo cerrado durante las manifestaciones del Paro Nacional del miércoles. 

Twitter
Publicidad
Economía
Artículo

Discusión del salario mínimo arranca con diferencia de $45.000

La mesa de concertación tiene plazo hasta el 30 de diciembre para llegar a un acuerdo, de lo contrario, el mínimo se definirá por decreto.

Colprensa
Mundo
Artículo

Decepción de opositores en Venezuela ante un grave escándalo de corrupción

Tras once meses Juan Guaidó no ha conseguido quebrar el crucial apoyo de los militares a Maduro.

Archivo
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.