Estudiantes guardianes del agua en Bábega

Domingo, 26 de Julio de 2020
El compromiso es que las más de 1.100 personas que habitan en la población adopten buenos hábitos con el ambiente.

Yenny Esmeralda Camargo Villamizar y Camilo Guerrero son dos estudiantes del Centro Educativo Rural del corregimiento de Bábega, comprensión municipal de Silos, que están preocupados porque las comunidades no hacen uso adecuado del recurso agua y que se debe tener en cuenta que del cuidado depende la subsistencia de las futuras generaciones.

Esa zona tiene un gran potencial hídrico que abastece el centro poblado. También es utilizado para las actividades agrícolas y pecuarias, por lo que se requiere proteger las nacientes o correntías.

Como también que la gente no las contamine arrojándoles desechos sólidos o talando árboles.

El compromiso es que las más de 1.100 personas que habitan en la población y el sector rural adopten buenos hábitos para que el agua fluya sin contaminación, y no se vaya a secar por las malas prácticas.

“Nuestro proyecto surgió por la necesidad de crear la cultura ambiental en nuestro pueblo, porque nos hemos dado cuenta que a través de los años la gente malgasta el recurso hídrico”, dijo la líder y personera estudiantil.

La iniciativa: Manejo Adecuado del Recurso Hídrico que cuenta con la asesoría de la maestra y titular de undécimo grado Doris Omaira Gélvez Rico, se gesta a partir de 2018 cuando se acordó que era necesario empezar un trabajo que propendiera por la defensa de los recursos naturales, teniendo en cuenta que si no se cuidan se pueden agotar y será muy difícil después restaurar los sistemas naturales.

Ante esas circunstancias, indicó que el grupo ambientalista se motivó para generar estrategias que permiten generar impactos positivos entre las comunidades del corregimiento de Bábega.

Lea También: Rescatan en Tibú plántulas de móncoro

Para tener claro qué grado de cultura del agua tienen los pobladores, realizaron encuestas que arrojaron como resultado que muchas personas se exceden o no le dan el uso adecuado al recurso natural.

De esta manera iniciaron la tarea de conocer los sistemas en donde están los nacimientos de agua, como en la zona de El Palco.

De allí surge la quebrada que surte la planta de tratamiento que abastece a las aproximadamente 600 personas del centro poblado.

Por la emergencia de la pandemia de COVID-19, no han podido seguir fortaleciendo el proyecto, pero han recurrido a los medios virtuales creando una página para que las comunidades se vayan educando en torno a la importancia que tiene el agua como generadora de vida y progreso.

Camargo Villamizar y Guerrero han adelantado charlas que han motivado a la comunidad que ha mostrado interés en empezar el trabajo de protección y cuidado del agua como elemento esencial.

A la fecha también han instalado avisos informativos y de advertencia para que no arrojen basuras a las nacientes y quebradas de la región de Bábega.

El propósito de los dos estudiantes es hacer visible el proyecto a nivel municipal, regional y nacional. Para ello requieren la vinculación del Ministerio de Ambiente, Corponor, la Alcaldía y del gobierno departamental para que la estrategia quede institucionalizada en el corregimiento.