Escuchar este artículo

Extraen arpón a tortuga gigante en Santa Marta

Domingo, 15 de Octubre de 2017
El animal tenía aproximadamente 5 años.

Gracias a la oportuna labor realizada por las autoridades adscritas a la Policía Ambiental se logró rescatar esta especie animal y entregarla al Acuario El Rodadero para que atendieran el caso. 

Una tortuga marina gigante de aproximadamente 5 años correspondiente a la especie Caretta Caretta fue intervenida quirúrgicamente para extraerle un arpón que la mantenía en riesgo de morir. 

La especie marina fue rescatada por las autoridades ambientales en el municipio de Tasajera y entregada al Acuario El Rodadero en donde fue recibida por biólogos quienes de inmediato se pusieron al tanto para salvarle la vida al animal. 

Debido a la complejidad de la herida y que aún tenía el arpón alojado en el cuello se debía intervenir rápido por lo que fue llevada hasta el hospital veterinario San Francisco, en donde le realizaron exámenes de sangre y rayos x para verificar el daño ocasionado por el arma contundente. 

Milagrosamente el arpón no comprometió vértebras ni tráquea a la tortuga y fue sometida a una cirugía que estuvo a cargo del profesional Cristian Rodríguez Castro con el apoyo de personal adscrito al hospital veterinario San Francisco. 

Un arpón del cuello le fue extraído a una tortuga marina por parte del médico veterinario del Hospital Veterinario San Francisco. 

‘‘Nos preocupaban mucho las venas importantes que están en el cuello de la tortuga. Todo el procedimiento junto con la cirugía duró alrededor de 40 minutos que al final fue exitosa. La tortuga se encuentra ahora mismo en recuperación y luego de hacerle un proceso de identificación será liberada en el mar que es su hábitat natural’’, explicó el veterinario. 

Es válido mencionar que Cristian Rodríguez Castro es cirujano de animales de compañía (mascotas) y en conjunto con los biólogos del Acuario El Rodadero y veterinarios especiales a esta afinidad de fauna marina hicieron un plan para retirarle el arpón incrustado en el cuello de la tortuga sin afectarla demasiado. 

Agradeció la oportuna labor realizada por las autoridades adscritas a la Policía Ambiental quienes rescataron esta especie animal y entregada al Acuario El Rodadero para que atendieran el caso. Recordó que está prohibido cazar ese tipo de especies marinas y que la tortuga de especie Caretta Caretta tiene un peso aproximado de 30 kilos. 

Rodríguez destacó además que el hospital veterinario San Francisco donde él labora cuenta con un quirófano equipado para hacer este tipo de procedimientos. Allí se le practicaron los exámenes pertinentes, anestesia y monitoreo durante la cirugía. 

Image
Colprensa
Colprensa