Greta Thunberg retoma queja ante la ONU contra Argentina, Brasil y Alemania

Miércoles, 6 de Mayo de 2020
Con la demanda  a la ONU seintensifica una confrontación con los cinco países que surgió formalmente en septiembre de 2019.

La activista climática sueca Greta Thunberg y otros 15 jóvenes instaron a la ONU el martes a aceptar su reclamo permanente contra cinco países, quienes, dicen, no han podido proteger a los niños del riesgo inminente y previsible para su salud y bienestar.

Argentina, Brasil, Francia, Alemania y Turquía han sido acusados ​​de ‘’ incumplir sus obligaciones en virtud de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, al promover los combustibles fósiles y no controlar las emisiones de gases de efecto invernadero durante décadas, a pesar de conocer los riesgos del cambio climático’’, dijo el grupo en un comunicado de prensa.

Con la demandan, Thunberg y sus compañeros activistas intensifican una confrontación con los cinco países que surgió de una demanda que presentaron formalmente a la ONU en septiembre de 2019.

El grupo se centró en estos países, ya que son los mayores contaminadores climáticos de las 45 naciones que han adoptado un protocolo opcional a la Convención sobre los Derechos del Niño.

La queja de 2019 alega que los países sabían sobre el impacto negativo en el medio ambiente de sus emisiones de carbono y no hicieron nada para evitarlo.

Los niños enfrentan ‘muerte y enfermedad’

Thunberg se unió a la demanda por peticionarios entre las edades de ocho y 17 años, de Argentina, Brasil, Francia, Alemania, India, Palau, las Islas Marshall, Nigeria, Sudáfrica, Suecia, Túnez y los Estados Unidos.

“Los niños se encuentran entre los más vulnerables a los efectos del cambio climático porque, como establece la cuenta regresiva de The Lancet, enfrentan un aumento de muertes y enfermedades por el calentamiento global”, dijeron los activistas.

Tres países, Brasil, Francia y Alemania, respondieron a la demanda, según el comunicado de prensa, argumentando que los reclamos en su contra eran “infundados”, que la queja era “inadmisible en el Comité de Derechos del Niño de la ONU”, ‘’ y que ‘’ la crisis climática es tan global que ningún Estado aislado tiene responsabilidad ‘’.

Greta Thunberg y la lucha generacional

Los activistas rechazaron las objeciones. “Ningún Estado que actúe en el mejor interés del niño impondría la carga devastadora de políticas climáticas débiles a las generaciones jóvenes y futuras como lo han hecho estos cinco países”, dijeron Thunberg y el grupo.

Los activistas señalaron que Brasil, Francia y Alemania ‘’ no están cumpliendo su parte al cumplir con el objetivo más ambicioso del Acuerdo de París de 2015 -limitar el calentamiento global a 1.5 grados-, a pesar del consenso científico que demuestra que este camino es el mínimo necesario para prevenir amenazas irreversibles a los derechos humanos ‘’.

Además, argumentaron que estos países todavía estaban tomando medidas para acelerar el cambio climático en lugar de mitigarlo, como es la de subsidiar los combustibles fósiles.