Escuchar este artículo

Para 2100, la temperatura de Colombia subirá 2,14 grados

Sábado, 14 de Octubre de 2017
El país tiene un clima tetramodal, es decir, dos periodos de lluvia y dos de verano.

El cambio climático representa uno de los principales retos para todos los países del mundo y contrarrestarlo es uno de los más grandes desafíos que tiene que plantearse la humanidad. Si los niveles de emisiones globales de gases de efecto invernadero aumentan, la temperatura media anual de Colombia podría incrementarse gradualmente para el fin del siglo XXI en 2,14 C°. Así lo indica la tercera comunicación de cambio climático realizada por el Ideam.

Por esto, el cambio climático es una realidad que involucra a los diferentes sectores de la economía incluyendo al sector agropecuario, que de acuerdo con el informe, es el segundo sector con mayores emisiones brutas de GEI del país. La principal causa de emisiones se debe a la fermentación entérica (31%), seguida por la renovación de cultivos permanentes (30%).

Asimismo, será uno de los sectores más afectados por los cambios en las precipitaciones. Según el ingeniero agrónomo Álvaro Valencia, para un sistema de producción agrícola como el de Colombia, casi totalmente dependiente de la cantidad, frecuencia y la distribución de las lluvias, el cambio climático puede poner en peligro la seguridad alimentaria del país.

“Se habla más del aumento en los grados de temperatura en los años venideros, pero este es solo un síntoma de un desbalance mucho mayor que afectará condiciones como la dirección de los vientos, la evaporación, la cantidad de luz solar recibida y en su totalidad el régimen de lluvias en la región”, expresó Valencia.

El experto detalló que el país tiene un clima tetramodal, es decir, dos periodos de lluvia y dos de verano, por lo que las siembras de la mayoría de cultivos se han adaptado a las fechas de siembra y de cosecha de estos ciclos. Si estos varían, “el daño a la producción sería inmenso”.

Para Matthijs Montsma, mánager del programa de cadenas sostenibles de la Universidad Wageningen de Holanda, el cambio climático también puede afectar a las cadenas y el ciclo de suministros de los productos agrícolas. “Tengo que prepararme ya para lo que va a pasar en los próximos años. El cambio climático puede generar plagas más resistentes a los químicos, por lo que tendremos que buscar nuevas formas de combatirlas”, explicó Monstma, quien indicó que cuando se planea una cadena de suministros, hay que pensar en la eficiencia del uso de los recursos para así optimizar los procesos antes de que el producto final llegue a las manos del consumidor.

Entre 2002 y 2017, Colombia ha ido incorporado el tema del cambio climático en las políticas del país, pasando por ser un elemento aislado a uno de carácter transversal presente en varios sectores de  la economía. No obstante, a pesar de tomar relevancia, todavía faltan mayores esfuerzos para su adopción y aplicación efectiva.

Image
Colprensa
Colprensa