Escuchar este artículo

Pozo Azul, ahora es área nacional protegida

Jueves, 16 de Enero de 2020
El propósito es mantener la integridad ecológica de los bosques tras el cambio climático.

Pozo Azul, uno de los destinos naturales más representativos de Cúcuta y San Cayetano ahora hace parte de las 26.180 hectáreas nacionales compuestas por agua, especies vegetales y diversidad de fauna declaradas Distritos de Manejo Integrado (DMI).

Aunque en los últimos años este pulmón de la región ha sufrido lentamente por  la explotación turística y la falta de sentido de pertenencia de la ciudadanía, recientemente fue incluido en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

El propósito del Distrito de Regional de Manejo Integrado Bosque Seco Tropical Pozo Azul es mantener la integridad ecológica de los bosques nativos y garantizar su capacidad de adaptación ante los efectos del cambio climático, además de proteger especies de fauna y flora.

Pozo Azul tiene una extensión de 5.067 hectáreas y se encuentra entre los municipios de Cúcuta y San Cayetano. Esta  nueva área protegida fue declarada con apoyo del proyecto ‘Consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas’ desarrollado por el GEF-SINAP y ejecutado por WWF Colombia.

Desde hace unos cinco años la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor) lideraba un proyecto para convertir a Pozo Azul en Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI).

Por lo que mediante el Acuerdo 043 del 20 de diciembre de 2019, declaró, reservó y limitó el DRMI Pozo azul en los municipios de Cúcuta y San Cayetano, con el fin de conservar el ecosistema, mantener las condiciones hidrológicas del área, mantener el hábitat de  la fauna y flora, entre otros.

¿Qué es un DMI?

Un Distrito de Manejo Integrado (DMI) es una categoría de área protegida que se declara cuando en un área como Pozo Azul, a pesar de que existen intervenciones en los ecosistemas, los mismos mantienen su funcionalidad y servicios ecosistémicos, tales como la regulación hídrica, el control de la erosión y además, hay condiciones favorables para la presencia de abundante fauna y flora.

El uso del suelo permite que coexistan áreas para la preservación y el uso productivo, siempre que el mismo responda a criterios de sostenibilidad. 

Bajo la figura de DMI se espera conservar además, la Cuchilla Mesa Alta que abarca un total de 685.89 hectáreas sobre los municipios de Tibaná y Nuevo Colón (Boyacá); y  Suelos Peque, un ecosistema, vecino del Parque Nacional Natural Paramillo en Antioquia, que abarca un total de 20.428,5 hectáreas que sirven como corredor natural para las especies de la región

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda