Escuchar este artículo

Tractores afectaron zona de páramo en Chitagá

Domingo, 7 de Julio de 2019
La Resolución fue enviada a la Alcaldía para que impida la utilización de estos vehículos.

El video en donde se observan dos tractores arando un terreno en la finca La Carbonera, vereda Loma Larga de Chitagá, zona donde abundan los frailejones, generó un revuelo por redes sociales y con ello medidas preventivas por parte de la autoridad ambiental.

El predio está localizado a 3.318 metros sobre el nivel del mar y colinda con los municipios de Silos y de Cácota.

Una parte del predio es de propiedad de la alcaldesa de Mutiscua, Ana Dolores Solano Mantilla. Los demás son María Cristina González y el administrador del terreno, Nelson Jaimes Capacho. Además, el campesino Román Villamizar reclama el bien por posesión desde hace 18 años, cuando firmó una compraventa.

Lo grave del caso es que de acuerdo con la Mesa de Trabajo Ambiental de Norte de Santander, el predio donde se arrasó con vegetación nativa está ubicado en zona de páramo (ver gráfico).

De acuerdo con Villamizar, la finca es de 18 hectáreas y 12 de ellas están intervenidas con cultivos de papa y potreros.

La alcaldesa Solano reconoció que en el terreno hay un área de frailejones, pero según ella no fue intervenida.

“Soy propietaria de la mitad del terreno, pero la que está interviniendo es la señora González”, sostuvo. “Ante la Inspección de Policía de Chitagá denuncié al señor Villamizar por injuria y calumnia”.

González afirmó que tiene un cultivo de papa y aró con tractores, los cuales fueron retirados. Así mismo, dijo que todos los vecinos utilizan maquinaria en los predios.

El inspector de Policía de Chitagá, Withman Conde Socha, afirmó que en el municipio no había ninguna denuncia sobre daño ambiental.

“Una vez conocimos el video acudimos con funcionarios de Corponor y se constató la intervención”, precisó. “El caso es investigado por el Ministerio Público”.

Este caso recuerda que en enero de este año, un campesino fue detenido por destruir con un tractor 2.000 frailejones en una finca del páramo de Guantiva (Boyacá).

La zona estaba siendo recuperada por Corpoboyacá y el campesino quedó a disposición de la Fiscalía para responder por el delito de daño a los recursos naturales.

Este es uno de los tractores que se usaron para acabar con la flora de páramo.

Medida preventiva

La Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor) emitió la Resolución 0104 del 2 de julio de 2019, en donde ordena suspender la utilización de maquinaria pesada, por tanto ocasionó daños a los recursos naturales.

En el informe que dio origen a la disposición ambiental, se indica que en la visita efectuada por el Inspector de Policía de Chitagá, personal de Corponor y el administrador del predio, se encontró que se cultiva papa desde hace varios años.

La Resolución fue enviada a la Alcaldía de Chitagá para que impida la utilización de tractores. Así mismo, el acto administrativo se remitió a la Procuraduría Agraria y Ambiental y a la Fiscalía para que se investigue el presunto incumplimiento del acuerdo hecho el 14 de mayo de 2019, para frenar el daño a los recursos naturales.

(El área azul corresponde a la ubicación del predio afectado en Chitagá. El área verde es el páramo Santurbán, la naranja es la zona de restauración y la amarilla es la destinada a agricultura sostenible. | Gráfico: Mesa de Trabajo Ambiental.)

Image
La opinión
La Opinión