Escuchar este artículo

Brutal agresión de un docente contra su esposa, en Barrancabermeja

Miércoles, 31 de Mayo de 2017
32 años tiene la mujer agredida. Actualmente se esconde en casas de familiares.

“Yo lo perdono porque no puedo vivir con ese rencor, pero espero que la justicia haga algo y no quede libre. Tengo miedo de que pueda buscarme y matarme”.

Con estas palabras, la docente de educación física Juana del Carmen Ortega denunció el caso de maltrato del que fue víctima a manos de su marido, ocurrido en Barrancabermeja.

Según la mujer, la relación con su esposo empezó a decaer desde hace varios meses, sin embargo, esta vez la situación tocó fondo.

“Hace tres años convivimos. En el 2015 me aruñó la cara y me la dejó como un monstruo. El año pasado nos separamos unos meses y decidimos darnos otra oportunidad.Sin embargo, la semana pasada me negué a estar con él y regresó con un cuchillo y se me lanzó. Yo empecé a gritar  y a él no le importó y con una mano me ahorcaba y con la otra me apuñalaba”, explicó la docente.

Tras este episodio, la mujer advierte que ya puso la respectiva denuncia en la Fiscalía, la Comisaría de Familia, Defensoría del Pueblo y la Policía, pero el agresor (también docente) continúa libre.

“Me encuentro escondida donde unos familiares”, puntualizó Juana del Carmen Ortega.

El presunto responsable de estas agresiones se negó a entregar declaraciones.

Investigando

Cabe recordar la agresión que días atrás sufrió una joven tras salir de una discoteca donde departía con una amiga en el municipio de San Vicente de Chucurí, Santander.

Según un hermano de la víctima, en el camino se encontró con una persona conocida y él se ofreció a acompañarla a su vivienda, cosa que ella aceptó porque se trataba de un amigo de la familia.

No obstante, en medio del camino a la casa, el presunto agresor le alzó el vestido y la tocó. 

Ella, al parecer reaccionó y el sujeto la tumbó en el suelo y le comenzó a pegar, hasta el punto de dejarla inconsciente.

“Cuando ella vuelve en sí, se despierta sobre una quebrada que pasa por allí. Como pudo salió y unos familiares la llevaron al hospital”, contó el hermano.

La joven luego fue trasladada al Hospital Universitario de Santander.

Según las versiones preliminares, la mujer no alcanzó a ser violada. 

Al parecer, el ruido que hubo durante el forcejeo llamó la atención de los vecinos y el presunto agresor huyó del lugar sin dejar rastro.

Image
Colprensa
Colprensa