Escuchar este artículo

Dan razón a reintegro de dos expilotos de Avianca

Viernes, 5 de Julio de 2019
87 aviadores fueron despedidos luego de la huelga.

El saldo que dejó la huelga ilegal de 51 días que realizaron cerca de 700 pilotos de Avianca afiliados a la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) en noviembre de 2017, fue el despido de 87 aviadores. El Colombiano confirmó que la compañía ha sido notificada de 89 tutelas contra su decisión.

Esta semana, el juez del Circuito 20 laboral del Tribunal Superior de Bogotá ordenó en primera instancia el reintegro de uno de ellos, quien no interpuso tutela, sino una demanda ordinaria especial: el capitán Jaime Garzón, miembro de la Junta Directiva del sindicato, seccional Antioquia. Este no ha sido el único caso en el que una autoridad ordena a la compañía el reintegro de un trabajador.

En noviembre del año pasado también se exigió el de Julián Pinzón (reintegro que ya se cumplió), director de Seguridad Aérea y Asuntos Técnicos de la Asociación Colombiana de Aviadores de Avianca (Acdac).

En ese caso se alegó una falta al debido proceso de despido, pues debía tener un tratamiento especial al ser aforado por su posición en la junta directiva del sindicato. Para hacer efectiva la desvinculación de Pinzón de Avianca se necesitaba la orden de un juez de trabajo, proceso que no se hizo. Así como el de Pinzón, se presentaron cuatro casos similares, el reintegro en esos procesos no fue definitivo, pues la orden la dio un juez de tutela.

Ahora, en el proceso de Garzón, en el que también hay un fuero sindical, el reintegro sí debería ser definitivo, pues el proceso judicial no se llevó a cabo frente a un juez de tutela sino ante uno de demanda ordinaria. Sumado a los argumentos que le dieron la razón al capitán Garzón, Carlos Ballesteros, su abogado, dijo que “se debía analizar el nivel de participación del trabajador en el cese de actividades”. El Juez concluyó que Garzón no fue promotor de la huelga.

La consecuencia, por gozar de fuero sindical, no solo es el reintegro sino el pago retroactivo de su salario, más las prestaciones que ha dejado de recibir desde su despido. Para tener una idea, el salario promedio de un capitán como Garzón oscila entre 15 y 25 millones de pesos mensuales. Para el caso de Garzón, sólo en salarios, se le deberían devolver al menos 135 millones.

Algunos especialistas han ido más allá y han dicho que desde la aerolínea se obviaron procesos básicos. “Avianca no ofreció garantías para que los empleados pudieran controvertir las pruebas que la misma empresa presentó en contra de los huelguistas”, dijo Iván Jaramillo Jassir, miembro del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

Ballesteros coincidió en que la empresa no siguió con juicio ese procedimiento. “La convención colectiva de trabajo (es decir, el convenio entre trabajadores) dice cuál es el procedimiento para despedir a un empleado cuando se argumente injusta causa. Al capitán y los otros pilotos se les llevó el procedimiento bajo ese convenio, pero la conclusión del juez es que no se cumplió fielmente al no dejárseles controvertir las pruebas”, resaltó el abogado.

La respuesta de Avianca

La compañía dice ser respetuosa de las decisiones judiciales, acató en su integridad la orden proferida y procedió al reintegro de Pinzón con el pago correspondiente de salarios. Además, la empresa apeló la decisión en el caso de Garzón, pero deberán esperar finalmente si procede o no.

Image
Colprensa
Colprensa