Escuchar este artículo

Durante la pandemia se han invertido $4600 millones en las cárceles

Miércoles, 24 de Junio de 2020
La Fiduprevisora indicó que a corte del 16 de junio, se han realizado 7237 pruebas COVID-19 en las diferentes cárceles del país.

El Fondo Nacional de Salud para la Población Privada de la Libertad, administrado por el consorcio conformado por Fiduprevisora y Fiduagraria, presentó un balance hasta los primeros días de junio, sobre las acciones realizadas en 132 centros carcelarios, con una inversión superior a 4600 millones de pesos.

El Fondo tiene a su cargo la compra y entrega de los insumos de salud, para los centros penitenciarios del país, con destinación para el personal médico y la población privada de la libertad. Esta gestión se adelanta por instrucción de la USPEC, en el marco de un convenio interinstitucional.

De acuerdo con la entidad, las actuaciones están enmarcadas por las directivas del Gobierno Nacional, en cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos en el marco de la emergencia por COVID-19.

Las pruebas COVID

La Fiduprevisora indicó que a corte del 16 de junio, se han realizado 7237 pruebas COVID-19 en las diferentes cárceles del país.

Una vez realizadas las pruebas, los resultados se entregan en las 48 horas siguientes, dentro de los plazos establecidos para toda la población. La entidad señaló que cuando se detecta un caso al interior de un centro carcelario, los protocolos establecen que la toma de muestras se hace de acuerdo con el cerco epidemiológico que realiza la Secretaria de Salud del respectivo ente territorial.

Los suministro

De acuerdo con la entidad, mensualmente se entregan estos insumos al interior de las cárceles representados en dotación para el personal médico, como son batas antifluido, mascarillas especializadas, escudos faciales o gafas, guantes, gorros desechables y polainas. Estas entregas comprenden medicamentos entre los que se destacan antipiréticos, analgésicos y antihistamínicos. También incluyen gel antibacterial, jabón y mascarillas para la población privada de la libertad.

"Desde que se detecta la enfermedad, se implementan acciones de manejo y control intensivo, como son refuerzo del personal médico, aislamiento de pacientes, atención médica especializada y monitoreo continuo. Cuando se presenta alguna emergencia por efecto del Covid-19, se dispone de todos los mecanismos necesarios para el traslado de enfermos a hospitales, IPS o EPS", argumentó la entidad.

Lea También: Confirman muerte de otro interno de la cárcel de Villahermosa por COVID-19

Diana Porras Luna, Vicepresidente de Negocios Fiduciarios de Fiduprevisora S.A, señaló que “al interior de los centros carcelarios, estamos garantizando la atención a los pacientes Covid-19 las 24 horas del día, como lo exige el protocolo de salud”.

Dentro de las estrategias implementadas por el Fondo para dar respuesta oportuna durante la emergencia, se crearon 10 grupos regionales de apoyo en salud, compuestos por 20 médicos, 10 enfermeras y 10 auxiliares, quienes se desplazan por las distintas zonas del país, para prestar refuerzo médico en el centro carcelario en donde se decrete la presencia de CVID-19.

Para Porras esta solución no solo aumenta la capacidad de atención, sino que también permite al personal residente ser relevado en momentos en que así se requiera. Cabe mencionar que los miembros del grupo especial, al terminar su misión en el centro carcelario específico, entran en cuarentena de 14 días y una vez cumplida vuelven a quedar habilitados para prestar sus servicios.

“En el consorcio, representando por Fiduprevisora y Fiduagraria, como administradores del Fondo, hemos puesto todo nuestro conocimiento, empeño y capacidad para atender los retos que nos impone la emergencia generada por el COVID-19.  Nuestra prioridad es que la población privada de la libertad, tenga los insumos y atención médica necesaria en todo momento, con especial énfasis en las condiciones actuales”, Porras Luna.

Image
Colprensa
Colprensa