Escuchar este artículo

Encapuchados de protestas de Bogotá fueron enviados por Venezuela: vicepresidenta

Jueves, 3 de Octubre de 2019
“Esos no son los estudiantes colombianos”, enfatizó Marta Lucía Ramírez.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez aseguró que los encapuchados implicados en desmanes durante recientes protestas en Bogotá fueron enviados por Venezuela. 

“Buena parte de esos encapuchados tienen que ser de los encapuchados que nos han mandado desde Venezuela, porque esos no son los estudiantes colombianos”, aseguró Ramírez en la apertura de la celebración de los 170 años del Partido Conservador.

Manifestaciones de universidades públicas y privadas se tomaron las calles de Bogotá durante tres días, desde el miércoles 25 de septiembre, para protestar inicialmente contra la corrupción en las entidades educativas y, luego, por los excesos de la fuerza de policía antidisturbios.

Aunque las marchas fueron en su mayoría pacíficas, algunos encapuchados se sumaron y protagonizaron “actos vandálicos”, según autoridades.

“Es urgente reglamentar la protesta social porque la anarquía que vimos la semana pasada nos está notificando que esto va a seguir”, agregó la vicepresidenta, a pesar de que el Gobierno había descartado esa posibilidad días antes. 

“Nosotros sabemos que la protesta es un derecho esencial en una democracia (...) pero una cosa es la protesta y otra las vías de hecho”, enfatizó.

Sobre este particular, el senador conservador Juan Diego Gómez anticipó que el proyecto buscará que “cuando se pone en riesgo la vida, honra y bienes de los ciudadanos, se requeriría la intervención de las autoridades, causales que van a estar definidas allí”.

“Se trata de garantizar el ejercicio del derecho a la libre reunión y a la protesta social, definiendo las condiciones para que la misma sea pacífica y en qué condiciones se puede alterar el pacifismo de la misma”, señaló.

Estudiantes y profesores convocaron a una nueva movilización nacional el próximo 10 de octubre, para exigir el cumplimiento de los acuerdos firmados con el gobierno el año pasado.

Tras más de dos meses de protestas a finales del 2018, el presidente Iván Duque y los estudiantes acordaron un mayor presupuesto para las universidades públicas y discutir un nuevo modelo de educación superior.

La vicepresidenta Ramírez concentró su discurso en lo que llamó “la dictadura” de Venezuela, aseguró que el “castrochavismo” todavía “existe” y que es una “amenaza” para la democracia de “todo el hemisferio”. 

Colombia lidera junto a Estados Unidos la presión internacional para que Nicolás Maduro abandone el poder y que en su reemplazo asuma el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países.

Image
AFP
AFP