Escuchar este artículo

Hombre lleva dos días montado en árbol en protesta por tala

Martes, 22 de Mayo de 2018
Para avanzar en la construcción de un intercambiador vial en Bucaramanga deben ser tumbados 98 árboles.

“No me voy a bajar de acá hasta que llegue un documento en el que se certifique que este árbol y los que están aquí no los van a talar más o que la tala va a parar”.

Estas palabras, emitidas a través de las redes sociales, las pronunció David Carvajal Guerrero, el estudiante de la UIS que decidió treparse a un árbol de la escuela Normal Superior para evitar que sea talado por la Alcaldía de Bucaramanga y por la firma contratista que construye el Intercambiador del Mesón de los Búcaros.

Desde lo más alto de ese árbol, el joven instó a las autoridades a conformar una especie de mesa de trabajo con las entidades competentes para que en conjunto se vea la importancia de suspender el arboricidio que se realiza en esta zona.

Ante esta situación, el mandatario de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, a través de su programa, ‘Hable con el Alcalde’, explicó que su administración está cumpliendo con el fallo del juez para continuar con la construcción del referido intercambiador y, por ende, puede proceder con la tala de estas especies.

“El juez, a través de unas acciones populares radicadas por la ciudadanía (…) nos ordenó parar, nosotros nos defendimos y el Juez nos dijo ustedes tienen razón, sigan”, expresó Suárez Hernández.

La protesta de David Carvajal continuaba este martes, quien insistía en seguir en lo más alto del arbusto para continuar con su denuncia y evitar que 98 árboles, que se encuentran dentro del colegio, sean derribados para continuar con la obra. Ni siquiera la lluvia que arreció a las 7:00 pm fue suficiente para que él desistiera de su singular reclamo ambiental.

Vale anotar que también ‘le salieron raíces’ a la protesta del joven, pues al estudiante se le unieron varios alumnos de la Normal Superior quienes, de manera literal, se solidarizaron con la causa.

Pese a que en el sitio estaban los agentes de la Policía y varios representantes oficiales, los jóvenes se subieron a un árbol contiguo al de Carvajal Guerrero en señal de protesta por la tala que se adelanta en el plantel educativo desde el sábado.

Tras el hecho, la secretaria de Educación Municipal, Ana Leonor Rueda Vivas, instó a la comunidad académica a tener ‘una gota de prudencia’ con este caso.

Hizo un llamado a la cordura, no solo para que se garantice la normalidad académica, sino también para que se tenga la responsabilidad en el cuidado de los alumnos de la Normal Superior, “puesto que estos menores de edad corren un grave riesgo al permanecer cerca al sector donde se talan los árboles”.

“Apelo al sentido común de maestros y padres de familia para que velen por la integridad física de los alumnos y también para que respeten las decisiones tomadas por los jueces”, puntualizó.

Image
Colprensa
Colprensa