Ocho muertos por lluvias en Caldas y Santander

Jueves, 27 de Febrero de 2020
Seis personas más están desaparecidas, a causa de las fuertes lluvias que azotan Colombia.

Al menos ocho personas murieron y seis están desaparecidas a causa de las fuertes lluvias que azotan Colombia, informaron este miércoles organismos de socorro.

Luego de avanzar en las labores de rescate y remoción de escombros, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) actualizó el balance inicial de cuatro muertos y 11 desaparecidos presentado más temprano.

En un primer evento, cinco personas fallecieron por un deslizamiento de tierra que sepultó dos viviendas y afectó tres más en el municipio de Chinchiná, en el departamento de Caldas, indicó el organismo en un comunicado.

Por otra parte, en el municipio de Piedecuesta, departamento de Santander, los aguaceros que cayeron en la noche del martes desbordaron riachuelos que afectaron a tres zonas rurales.

Tres cuerpos fueron recuperados y seis personas están desaparecidas a causa de esta “avenida torrencial” que invadió los caseríos, indicó la Ungrd en otro boletín. 

Bebé sacado del lodo

En ese suceso, “la comunidad rescató con vida un bebé de 8 meses de nacido que fue sacado del lodo”, añadió el organismo.
El ejército apoyó las labores de rescate y colaboró despejando las vías de tránsito afectadas. Pese a encontrarse aún en temporada seca, el sur de Colombia registrará intensas lluvias durante los siguientes días, advirtió en Twitter el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales.

Calamidad pública en Piedecuesta

El alcalde de Piedecuesta, Mario José Carvajal, anunció que se debió declarar la calamidad pública tras los daños que se registraron en el municipio tras la avalancha que se presentó en la madrugada. La quebrada Grande y el río Manco se desbordaron arrasando a su paso varias viviendas, vehículos, e incluso personas.

Producto de la emergencia se reportó inicialmente la desaparición de 12 personas. Tres de ellas fueron encontradas muertas, un menor de 9 meses fue rescatado con vida, y aún hay 8 personas desaparecidas. 
 
Luto en Chinchiná

La lluvia que muchos añoraban en Chinchiná, y que cayó fuertemente ayer en el municipio, es hoy motivo de luto para tres familias del barrio San Martín. 

Sobre las 5:00 de la tarde se reportó una emergencia en esa zona. 

Muy rápido las calles se llenaron de curiosos y allegados de las posibles víctimas. 

Defensa Civil, Cruz Roja, Bomberos, policías con equipos de rescate y funcionarios de la Alcaldía se apoderaron de la zona para acordonar, empezar con la remoción de tierra y buscar a las cinco personas que, según la comunidad, estaban bajo el lodo, que provino de una montaña y represó la quebrada Minapobre.

Al cierre de la edición impresa recuperaron tres cadáveres: los de Edwin Alejandro Carmona Castaño, Sebastián Henao Soto y Fernando Ramírez Valencia.

Llovió mucho

Jorge Cárdenas, director de la Unidad de Gestión del Riesgo, se puso al frente de la situación. “Llovió mucho. Hubo un deslizamiento que represó la quebrada y afectó dos viviendas subnormales (cambuches). Una señora que alcanzó a salir nos dijo que allá había cinco atrapados. Evacuamos dos casas contiguas al afluente, con 14 personas que las habitan. Unidad del Riesgo de Caldas nos apoyó. Hace unos años se presentó un derrumbe acá, pero no de este calibre”.

Vecinos, curiosos y socorristas se confundían en el derrumbe. Todos querían ayudar. Muy cerca de allí estaba María Patricia Soto Carmona, quien llegó por noticias de un sobrino atrapado: Sebastián.

“Tenía una choza y quedó bajo la tierra. Llevaba varios días durmiendo ahí. Mi hermana me llamó y me dijo que, al parecer, mi hijo también estaba atrapado. Gracias a Dios, no. Ellos eran consumidores de estupefacientes, hicieron el cambuche para dormir y fumar”, anotó la mujer.

*Resumen de agencias