Escuchar este artículo

Santrich irá este lunes a audiencia de imputación de cargos

Lunes, 20 de Mayo de 2019
El domingo fue llevado nuevamente a los calabozos de la Fiscalía.

El exjefe guerrillero de las Farc, Jesús Santrich, requerido en extradición por Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico, fue llevado nuevamente a los calabozos de la Fiscalía después de ser atendido en un centro médico.

Interno en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario Mayor Méderi desde la madrugada del sábado, el excombatiente fue dado de alta y llevado nuevamente a la sede de la fiscalía donde se le adelanta una investigación por cargos de narcotráfico iniciada en Estados Unidos. 

“El señor Seuxis Paucias Hernández Solarte - su nombre legal - fue dado de alta del Hospital, ya que su condición de salud se encuentra restablecida”, indicó el centro médico en un comunicado. 

Por su parte, la defensa de Santrich rechazó la audiencia de legalización de la captura que según su oficina de prensa se llevó a cabo en la unidad de cuidados intensivos y con el excombatiente en estado de inconsciencia. 

En la sede de la Fiscalía, el líder de la otrora guerrilla deberá esperar la audiencia de imputación de cargos prevista para este lunes. 

En ese sentido, la Procuraduría General de la Nación manifestó en un comunicado que designó a un agente especial para “verificar las dudas sobre el procedimiento de captura de Seuxis Paucias Hernández Solarte”, que fueron expresadas por el procurador judicial que “asistió a la audiencia oral”.

Ese agente, agregó la información, tendrá que “decidir si desiste del recurso presentado en la diligencia”.

Según una valoración de Medicina Legal, Santrich tenía “alteración del estado de conciencia” y “heridas saturadas en los brazos”. 

Estas últimas fueron autoinfligidas en prisión el viernes en momentos en que se esperaba su excarcelación, dictada dos días antes por un fallo del tribunal de paz, encargado de investigar los peores crímenes durante la conflagración con la exguerrilla de las Farc.

A su salida de la cárcel, el exnegociador de los acuerdos que permitieron el desarme y la transformación de las Farc en partido político fue capturado nuevamente por agentes de la fiscalía.

De 52 años y con aguda deficiencia visual, el exguerrillero fue detenido inicialmente en abril de 2018 con fines de extradición bajo la sospecha de haber conspirado para enviar cocaína a territorio norteamericano en fecha posterior al acuerdo de paz suscrito en noviembre de 2016. 

FARC pide reunión con Duque

El partido FARC, surgido de la antigua guerrilla del mismo nombre, le pidió al presidente Iván Duque que reciba a una delegación de ese movimiento político tras la recaptura de Jesús Santrich, segundos después de salir de la cárcel.

“Presidente Duque, en este momento de innegable trascendencia para la paz de Colombia, insistimos en la necesidad de que, a la menor brevedad posible, usted pueda recibir una delegación de nuestro partido para exponerle personalmente nuestras inquietudes”, señaló el movimiento en un comunicado tras una reunión de sus líderes en Bogotá.

En ese encuentro, el partido analizó la situación que provocó la nueva detención de Santrich por parte de la Fiscalía, que aseguró tener “nuevas evidencias” de su participación en narcotráfico.

En ese sentido, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) manifestó que la recaptura del exlíder guerrillero “es un desconocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)”, que días antes había ordenado su libertad inmediata.
Respuesta del Gobierno

El consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio José Archila Peñalosa,  les envió una carta a Pastor Alape Lazcarro y Luis René Medina, miembros del partido FARC, tras los acontecimientos de los últimos días.

“Dada la notoriedad de lo acontecido con la muerte de Dimar Torres y las circunstancias de los trámites judiciales a los que está vinculado Jesús Santrich, considero oportuno enfatizar nuevamente el compromiso, inquebrantable, de la administración del presidente Iván Duque para acompañar, apoyar y proteger a cada uno de los excombatientes que están en proceso de legítima reincorporación”, señaló Archila.

Afirmó que la seguridad de todos quienes se acogieron al proceso de paz es una prioridad. “No hemos ahorrado ningún esfuerzo por garantizar su protección y no dejaremos de hacer cualquier esfuerzo que se requiera para ajustar los instrumentos que para su seguridad está disponiendo el Estado”.

Les aseguró que lo ocurrido con Dimar Torres está siendo investigado por las autoridades. “La Fiscalía, los jueces, el gobierno y las fuerzas armadas han reaccionado decidida y contundentemente respecto de cada uno de los implicados a medida que va siendo legalmente posible de acuerdo con el avance de las investigaciones y dentro de los procedimientos que garantizan el debido proceso”.

Por esto, el cabo Gómez Robledo está recluido preventivamente y siendo investigado para que proceda su acusación y sentencia. Igualmente se ha vinculado a la investigación al coronel Pérez Amézquita por encubrimiento, a quién se llamó a calificar servicios en junta de generales.

Y aseguró: “El caso de Jesús Santrich es una situación individual que, en ningún caso, puede hacerse extensiva a ninguno otro de los excombatientes. Se trata de actuaciones judiciales por presuntos delitos que se habrían cometido con posterioridad a la firma del Acuerdo y no por conductas relacionadas con su condición de excombatiente. Por eso, las decisiones de las autoridades en este caso no se pueden extender a ningún otro ciudadano: se refieren solo a él”.

Image
Colprensa
Colprensa