Escuchar este artículo

Uribismo acusa a Santos de imponer su plebiscito de paz

Martes, 1 de Diciembre de 2015
Inicia debate en el Senado para refrendar los acuerdos en la Habana.

 

Con afirmaciones que Colombia está dominada por una “dictadura” que desea “burlar” la soberanía del pueblo y con avisos que decían “El plebiscito es una FARCsa”, inició en la noche del martes la discusión de este proyecto de ley con el cual se busca refrendar los acuerdos de paz con la guerrilla. 

Los cuestionamientos se dieron de parte de la bancada del uribismo, que en primer lugar presentó por intermedio del senador José Obdulio Gaviria, una ponencia negativa a esa refrendación. De la misma forma los pupitres de los 20 senadores de esa bancada lucieron con ese aviso, con el cual anticiparon que se opondrán al mismo tanto en la campaña como en la votación. 

La senadora Paloma Valencia, también uribista, en su intervención declaró que “estamos en una dictadura” en donde se quiere imponer el mecanismo de un plebiscito, que es una “burla a la soberanía de los colombianos”. Las voces del uribismo coincidieron en afirmar que “una minoría de 4.4 millones es ridículo cuando se pone a las instituciones en riesgo”.

El expresidente y senador Álvaro Uribe, reclamó a la mesa directiva que la votación se debería dar este martes por cuanto es una discusión nacional, eso porque se transmitía en televisión. 

Sin embargo la mesa directiva en cabeza de su presidente, Luis Fernando Velasco, con el apoyo del gobierno, no dio paso a la votación de la ponencia negativa de Gaviria debido a que no habían los votos suficientes. 

Velasco por lo anterior decidió que se abriera la discusión general en la noche del martes, pero sólo dar a su votación en la tarde del miércoles en la otra plenaria, cuando negaría la ponencia de Gaviria y se acogería la de mayorías que fue del senador Armando Benedetti. 

Precisamente Benedetti, al hacer una corta presentación del proyecto, negó que fuera un proyecto que esté en contra de la soberanía nacional y negó que al pensar un umbral más bajo que el que tiene normalmente el plebiscito, no es una burla a la democracia. 


*Bogotá | Colprensa