Formulario de búsqueda

Por: Jorge L. Yanez
Miércoles, 20 Enero 2016 - 1:00am

Del celular y sus secuaces

En los hogares cristianos se acostumbraba a rezar el santo rosario en familia antes de ir a la cama.

Juegos con nombres nostálgicos como “presos y policías”, “la lleva”, “el puente está quebrado”, “la gloria” y muchos otros que la memoria no alcanza a registrar porque se quedaron en el ya lejano baúl de los recuerdos, constituyen la muy triste realidad del aleve asalto que la llamada “tecnología” hace sobre la libertad de locomoción y el fortalecimiento de la estructura músculo esquelética, tan importante en los primeros años de vida de todo individuo.

Esa actividad lúdica de aquellos remotos tiempos requería de excelente estado físico atlético y por supuesto de agilidad de movimientos; terminada la jornada y con la mente despejada y limpia, el sueño se encargaba de redondear el ciclo sano del día y la noche.

En los hogares cristianos se acostumbraba a rezar el santo rosario en familia antes de ir a la cama; por supuesto que los aparatos de televisión eran escasos y solo las familias pudientes del pueblo se podían dar el lujo de tenerlos: la imagen no era la mejor pero si se anteponía una pantalla iridiscente se podía ver algo de color.

Los programas de la tv con su parafernalia comercial eran reemplazados por alegres charlas familiares o por los cuentos del abuelo matizados de fantasías sobre fantasmas rurales o las peripecias sobre la supuesta participación en alguna guerra lejana en el tiempo y de  la cual quedaron cicatrices o alguna cojera que exhibía con orgullo.

Los sanos y amenos momentos en familia han sido cruelmente avasallados por esa parafernalia electrónica que cada vez se entroniza y avanza en forma despiadada sobre la mente y la creatividad del ser humano.

No se puede desconocer la importancia que tiene la tecnología en el desarrollo de la humanidad hacia horizontes de comodidad, inmediatez de la información y bienestar social y económico de las naciones. Pero no todo lo que brilla es oro.

Al facilismo que significa el avance tecnológico se suma el peligroso poder de esclavización y alienación de cuerpos y mentes; ya no son los alegres y ruidosos correteos sobre polvorientos escenarios o las florecidas planicies de pueblos y ciudades que hoy son vetustos armazones de cemento y vidrio.

La escrutadora mirada horizontal de aquellas épocas, es tristemente reemplazada por la observación permanente sobre la minúscula pantalla que parpadea con la increíble velocidad del movimiento de los dedos. El lenguaje verbal fue sustituido por la silenciosa escritura de palabras y símbolos que no obedecen para nada los más mínimos  detalles de la gramática y el adecuado uso del idioma. La ortografía es cosa del pasado; no se necesita para entenderse en los detalles cotidianos de la vida diaria, ni para confesar el sentimiento amoroso, o para reclamar infidelidades o simplemente para insultar al querellante o amenazar al que no paga. Con solo símbolos simples y abreviaturas se dirime el conflicto o se envía el mensaje.

Es muy deprimente observar al infante en las visitas familiares o en centros comerciales llegar con su aparato electrónico, regalo de los padres acuciosos que van al día con la tecnología, sentarse a mirar la pantalla horas entera mientras los progenitores y familia departen y discuten.  

Ya forma parte de la cotidiana indumentaria, llevar el aparato en la mano cómo se lleva el reloj o el anillo de compromiso ya también en desuso habida cuenta de la rareza en que se ha convertido contraer matrimonio. Por supuesto que no deja de preocupar la triste estadística de accidentes y asesinatos por culpa el del diminuto compañero alcahueta y confidente.

El infinito número de aparatos electrónicos portables con su variopinto color, sabor, textura, tamaño, ha convertido al ser humano en un perfecto esclavo hasta el punto lamentable de no retorno; estar sin el celular o alguno de sus secuaces a la mano, es como andar desnudo, desubicado o anclado en medio de la nada y a merced de los vientos y tormentas que arrastra la voraz tecnología.

Son como una jauría ruidosa que acecha y se lanza sobre el desprevenido caminante para enajenar su mente y sorber con avidez el líquido vital de la conciencia y el libre albedrío. Con mayor razón si se trata de estructuras mentales lábiles y fácilmente influenciable como las de la primera infancia y la adolescencia. Es allí donde estos depredadores encuentran sus presas desprotegidas y en donde se seguirán saciando orquestados por la arrolladora publicidad y la voracidad de fabricantes y afines.

Este tipo de tecnología portable y que produce ingentes ganancias, acabará apabullando y alienando las mentes de las nuevas generaciones y arrasando con la libertad de pensamiento por cuenta de estos secuaces de la tecnología.

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Mundo
Artículo

Enorme protesta en Francia contra alza de combustibles

Según el ministerio del Interior, hubo 227 heridos, seis graves. 

AFP

Motilones juegan los primeros 90’ de la final del Torneo de la B

3:15 de la tarde es la hora del partido, que será trasmitido por Win Sports.

La Opinión
Publicidad
Fútbol
Artículo

Pinto volvió a donde empezó

Jorge Luis Pinto Afanador fue preparador físico en la Selección Colombia.

Millonarios.com
+ Deportes
Artículo

Jossimar compite en Alemania por puntos para los Olímpicos

El objetivo sigue siendo el mismo, no perder la cita en la otra edición de estos juegos.

Archivo La Opinión
Publicidad
Cúcuta Deportivo
Galería de imagenes

El Cúcuta, tatuado en la piel y el alma

La Banda del Indio es la hinchada más fiel y guerrera del Cúcuta Deportivo.

Mario Franco
Colombia
Artículo

Este lunes se retoma el diálogo con los estudiantes

La respuesta del Gobierno Nacional se da tras la suspensión de la última mesa.

AFP
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Un pionero de Audi, rescatado del olvido

Auto Unión fue una marca conocida por sus cuatro aros, que simbolizaron en su tiempo la unión de cuatro empresas automotrices: Audi,  DKW, Horch

Alfredo Estévez
Cúcuta
Artículo

Vendedores informales: un reto de todos

Las garantías para su salida del espacio público dependen de una institucionalidad sólida.

Archivo
Publicidad
Economía
Artículo

Radiografía del IVA: un gravamen al que apelan los gobiernos

10% primera tarifa del IVA cobrada como gravamen a los importadores y exportadores en 1975.

Judicial
Artículo

85 días después, reclaman cuerpo de hombre asesinado

El cucuteño Jaime Jaimes Fuentes, de 57 años.

Archivo
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.