Formulario de búsqueda

Por: Manuel Maiguashca
Lunes, 29 Enero 2018 - 1:11am

Lilliput

A finales de los ochenta, con el fin del pacto cafetero, todo el panorama agrícola de Colombia cambió. 

Tal vez sea la geografía la culpable que Colombia tenga un particular cariño hacia la escala pequeña. 

Colombia observó el florecimiento de la clase media en el siglo XIX. Esto, gracias a la producción cafetera en laderas con aguas que eran autosuficientes en pequeñas parcelas. El café, a diferencia de Brasil, nunca fue un latifundio en Colombia. Varios campesinos tuvieron tierras productivas en parcelas pequeñas y comenzaron a demandar diferentes bienes en gran cantidad, permitiendo el auge de pequeños negocios de textiles, alimentos y provisión para los cultivos. 

A finales de los ochenta, con el fin del pacto cafetero, todo el panorama agrícola de Colombia cambió. El país se inserta en el panorama internacional con otra droga: la cocaína. El espíritu aventurero del colombiano lo lleva a tener una masiva emigración hacia Estados Unidos y ese mismo espíritu integra a los emigrantes con los productores y comercializadores locales creando un negocio con muchos empleos en toda la cadena. El narcotraficante colombiano marcó un hito en la cultura del país. 

Estos dos fenómenos de agroindustria sucedieron por diferentes fuerzas en minifundios. El primero, el café fue eficiente por la condición de la naturaleza, la institucionalidad que logró y posteriormente por un cartel internacional que fijó los precios evitando que el mercado actuara. La cocaína tuvo el auge por la distorsión que crea la ilegalidad. La renta era tan alta que los costos logísticos absurdamente altos de la hoja de coca desde los llanos hasta las calles de Los Ángeles se cubrían sin problema. No es extraño que ahora la distribución se concentre ahora más cerca al mercado, en México.

Pero los grandes éxitos agrícolas tienen que ver con la escala. No necesariamente con grandes extensiones pero con los alcances de cadenas productivas. Chile tiene vínculos cercanos entre su visión de mercado y la calidad de los productos, con puertos eficientes y costos logísticos bajos. Brasil, hizo una revolución de su agroindustria integrando a inversionistas de riesgo a la parte agrícola en grandes extensiones. La mejor alternativa de desarrollo para el agricultor no es proteger el tamaño de su propiedad sino contar con la infraestructura y capital para poder coincidir en escala eficiente con otros productores que puedan enviar gran cantidad de bienes a lugares de consumo o procesamiento. Para hacer esto, en Colombia hay que franquear tres cordilleras. Por eso la gran prioridad para el campo es la infraestructura y la apertura a que las extensiones grandes de los llanos puedan ser explotadas por los más avezados y conocedores inversionistas. Colombia apenas comienza a explorar esta nueva frontera con una nueva institucionalidad con la ley de tierras. 

Ese cariño a lo pequeño, se extendió al transporte. Por muchos años tuvimos sistemas de transporte público urbanos muy ineficientes.  Afortunadamente, esto se ha remplazado por monopolios con escala. Pero mantenemos un sector terriblemente ineficiente en la carga urbana en donde todavía el transportador pequeño es rey. Otro sector en donde seguimos consintiendo lo ineficiente es el minero. El pequeño minero es visto como una artesanía a conservar sin permitirle que pueda integrarse con el capital. Mientras que en el sector petrolero se asignan áreas a los inversionistas más calificados para su explotación en el minero la reserva de áreas no ha podido pasar la prueba de legalidad, a pesar de varios intentos. Para lograr vencer el cariño exaltado a la pequeñez parece que deben pasar ciclos casi que históricos. 

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Cultura
Artículo

Coloridas mariposas habitan en Colombia

En un libro fue plasmado su colorido y su importantísima función en los ecosistemas. 

Cortesía Villegas Editores
Judicial
Artículo

Muerte en la curva del diablo

En la vía Villa del Rosario-Juan Frío.

Cortesía
Publicidad
Región
Artículo

Casa juvenil honra a religiosa que lo dejó todo, por El Tarra

Reviven el trabajo de Sor Amanda Bedoya. 

Cortesía
Región
Artículo

Proyecto de piscicultura escolar, de Juan Frío, fue destacado

Reconocido como la mejor experiencia educativa rural del departamento. 

Cortesía
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Mamografías y citologías gratuitas en Medimás Eps

Buscan prevención de enfermedades y mantenimiento de la salud de sus afiliados.

Cortesía
Política
Artículo

Se cayó la condena contra Justo Pastor Castellanos

El proceso por calumnia había prescrito. 

Archivo
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Cúcuta tiene dos megacolegios con las puertas abiertas a la gente

En sus aulas se reúnen padres y líderes a debatir sobre problemas de la comunidad, proyectos, entre otros. 

César Obando / La Opinión
Judicial
Artículo

Lo mataron de un balazo en la espalda

Una mujer que lo acompañaba desapareció.

Cristian Herrera / La Opinión
Publicidad
Economía
Artículo

Empresas cucuteñas de tecnología y ‘software’ se capacitan para exportar

Representantes de 24 compañías participaron en programa de Procolombia. 

Cortesía
Ocaña
Artículo

Sandy Guerrero, hombre con alma vegetal

El ocañero y su familia reforestan en la provincia. 

Javier Sarabia / La Opinión
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.