Escuchar este artículo

Bucaramanga, 400 años 

El abrebocas a esta celebración cuatricentenaria fue la presentación del libro “Historia básica de Bucaramanga”.

Lo que en las esferas oficiales se denomina nororiente colombiano abarca, en términos generales, Norte de Santander, Santander y Arauca, y, generalmente, cuando se menciona esa región se piensa de inmediato en los Santanderes y sus capitales. Dos capitales que en cierta forma mantienen una competencia digamos que sana, latente, está ahí, “existe sin manifestarse o exteriorizarse”. Sin exteriorizarse visiblemente, pero es indudable que la clase dirigente santandereana trabaja por tener en su ciudad capital las sedes regionales de todas las entidades públicas y privadas. Y las que están en otras ciudades, como Cúcuta, han conseguido trasladarlas para la llamada “Ciudad bonita”, como las regionales de algunos bancos, en su momento la llamada Superintendencia Bancaria - hoy Superfinanciera - y últimamente la Superintendencia de Sociedades...


Lea: Perversas declaraciones de Petro  
 


Recuerdo que en una ocasión los estudiantes y profesores de la facultad de Economía de la Universidad de Pamplona invitaron al economista Adolfo Meisel Roca, entonces codirector del Banco de la República, para presentarle un estudio sobre la región. La reunión era abierta al público en el Área Cultural del Banco de la República y asistí junto con los doctores Luis Eduardo Lobo Carvajalino y José Neira Rey. El trabajo de los citantes tuvo una gran recepción por parte de Meisel Roca, pero al final de la reunión manifestó que ellos, allá en el Banco de la República, no se explicaban el adelanto y prosperidad de Santander y su ciudad capital. Yo tampoco me explico por qué hizo esa afirmación si la junta directiva del Banco de la República todos los días escanea el país, recoge cifras y toma decisiones. De todas maneras, terminó diciendo que la prosperidad de Norte de Santander depende de vías excelentes tanto en su malla vial local como para todos los destinos nacionales. ¡Algún día!   
  
Lo anterior en cuanto a la relación y diferencias de las ciudades capitales de los Santanderes. Una de ellas, Bucaramanga, celebrará los cuatrocientos años de fundación el próximo 22 de diciembre, y la Academia Colombiana de Historia y la Academia de Historia de Santander, lideradas por el historiador Amando Martínez Garnica, con el acompañamiento del académico Eduardo Durán Gómez; y la Academia de Historia de Norte de Santander, convocaron para la citada fecha una serie de conferencias y una sesión solemne de las tres Academias mencionadas. Confirmé mi asistencia junto con los académicos Fernando Chelle y Julio Aníbal Perea P. En los últimos doce años, y en nuestra calidad de miembros correspondientes nacionales de la Academia de Historia de Santander, he asistido con el académico Julio Aníbal Perea a las sesiones solemnes del 20 de julio, que con mucha pompa celebra esa corporación.  
 
El abrebocas a esta celebración cuatricentenaria fue la presentación del libro “Historia básica de Bucaramanga”, que al decir de Armando Martínez Garnica “es la primera obra que da cuenta de cuatro siglos de historia”. Esto produce envidia de la sana. Y pensar que nosotros, es decir, Cúcuta, está ad portas de cumplir sus trescientos años en 2033, o 2034 como se difunde ahora. Es hora de estudiar a fondo y milimétricamente la ciudad, como en Bucaramanga, con el patrocinio de entidades públicas y privadas, y aclarar muchos aspectos de la misma. Aprovechar que aún existen archivos que se conservan y se sabe cuál será su destino sino se cuidan y estudian a tiempo. El libro citado fue patrocinado por la Universidad Industrial de Santander - UIS -. Feliz Navidad.  

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Martes, 20 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión