Centenarios del 2020

Lunes, 28 de Diciembre de 2020
El 2020 fue el del centenario del natalicio de algunas personalidades colombianas.

Este año 2020 fue el del centenario del natalicio de algunas personalidades colombianas que de alguna u otra manera influyeron en el modo de ser de sus connacionales en distintas disciplinas. Me quiero referir concretamente a tres. Dos pertenecieron a un famoso grupo literario costeño, y otro, de la misma región Caribe, destacó en la música.

El llamado Grupo de Barranquilla fue una agrupación que se formó en dicha ciudad en los años 50, del siglo XX, integrada por “cuatro discutidores” -Ramón Vinyes, Alfonso Fuenmayor, Álvaro Cepeda Samudio y Gabriel García Márquez- como los llamó y citó el autor de Cien años de soledad. Lo cierto es que a dicha congregación no sólo pertenecieron escritores, como lo resalta Gabo, sino cazadores, como lo dejó escrito Fuenmayor en sus Crónicas, y también pintores.

Uno de esos pintores que perteneció al famoso Grupo de Barranquilla fue Alejandro Obregón, quien nació en Barcelona, España, el 4 de junio de 1920, de donde salió su familia al presentir el estallido de la Guerra Civil Española, pero su vida y su obra es netamente colombiana. Alfonso Fuenmayor en sus Crónicas sobre el Grupo de Barranquilla, y Gustavo Tatis Guerra en su reciente biografía de Obregón, dejaron constancia de la vinculación del pintor con el Catatumbo. En sabido que, a mediados del siglo XX, contra la voluntad de sus padres, Obregón trabajó como chofer en las petroleras del Catatumbo y transportaba tubería para el oleoducto. Su recorrido era de ida y vuelta: La Gloria, Ayacucho, Guamalito, Convención -donde pernoctaba-, El Tarra y Tibú. 

Otra artista que perteneció al famoso Grupo de Barranquilla fue la pintora cartagenera Cecilia Porras, quien nació en Cartagena el 20 de octubre de 1920. La vida le sonrió y tuvo el éxito garantizado, principalmente con su talento enorme y agregándole amistades escogidas y valiosas. Veamos: tuvo como mentor a Alejandro Obregón y Enrique Grau. Hizo las ilustraciones del libro Todos estábamos a la espera, de Álvaro Cepeda Samudio. Realizó la portada de la primera edición de La hojarasca, de García Márquez. Y en el periódico La Calle, de Alfonso López Michelsen en sus inicios como político, y El Observador, del escritor y periodista Jorge Child, su esposo, se publicaron numerosas ilustraciones suyas. Su padre, Gabriel Porras Troconis, fue un gran educador, historiador y presidente de la Academia de Historia de Cartagena. Escribió varios libros de historia, la mayoría publicados en Venezuela. 

 Ahora bien, de Ciénaga, Magdalena, es el cantante Guillermo Buitrago, nacido el 01 de abril de 1920, más conocido como “Buitraguito” o “El jilguero de la Sierra Nevada de Santa Marta”. Su existencia fue breve -29 años de edad- y fue el primero que grabó vallenato con guitarra.  Es autor de famosas canciones que hoy se escuchan con gusto: El ron de vinola, las mujeres a mí no me quieren, Grito vagabundo, etc. Desde 1997 se celebra en Ciénaga el Primer Festival de Música con Guitarra “Guillermo de Jesús Buitrago, el cual fue declarado Patrimonio cultural de la Nación, por ley 1076 de 2006. Quedan otros personajes por fuera de la relación -como Otto Morales Benítez-, pero no hay espacio. Feliz Año Nuevo, amables lectores.