Escuchar este artículo

Continúan las torpezas en la Alcaldía de Cúcuta

Lunes, 6 de Diciembre de 2021
Y no estoy haciendo campaña por la revocatoria.

Hace unos días, nos sorprendió y más a los inquilinos del antiguo mercado de La Cabrera, más conocida por la calle de la MOR, la incursión, por instrucciones del alcalde, presidente de la junta directiva de la EIS, que hizo el gerente técnico a los arrendatarios, anunciándoles, sin fórmula de juicio, el desalojo de las instalaciones, por presiones ejercidas desde el Ministerio de Hacienda.

Y esto se remonta, producto de un convenio del año 2007 suscrito por la EIS y el ministerio, en el cual, se compromete la EIS, en caso de venta de sus activos improductivos, trasladar el producido de la misma, a amortizar parte de la deuda que por más de 100 mil millones de pesos asumió el gobierno nacional para sanear el pasivo que en su momento tenía las antiguas empresas municipales de Cúcuta con los organismos internacionales.

Desde esa época, 2007, el ministerio reiteradamente ha ejercido presión para que se vendan los activos, pero las administraciones anteriores conscientes que esas ventas descapitalizan a la empresa y no representan ningún beneficio para la ciudad, no han cedido a sus demandas, por cuanto, al fin y al cabo, el Gobierno Nacional no se va a atrever a embargar una entidad territorial.

Por la deuda asumida, el ministerio tiene asiento en la junta directiva de la EIS con un porcentaje del 49%, los cuales se reúnen periódicamente, de acuerdo a sus estatutos, mensualmente, generándose unos gastos millonarios por viáticos y honorarios que les son pagados a sus 10 integrantes. Aquí hay que acotar, que antes de esta administración, solo se pagaban viáticos y honorarios a los principales, como en la mayoría de empresas que usan esta figura, pero ahora con ésta, que se eligió con el slogan de no despilfarrar, se les pagan también a los suplentes, que ironía.

Como revisor fiscal de la EIS, le sugerí al gerente Francisco Cortés, que gestionara la conmutación de la deuda con el ministerio, como en su oportunidad lo había hecho EMCALI, y los dineros adeudados en un periodo de 10 a 15 años, se comprometiera la empresa, a invertirlos en obras, como por ejemplo en instalar acueductos en la zona rural de nuestro municipio. Entiendo que las conversaciones quedaron iniciadas. 

Cuál es la urgencia de desalojar a estos arrendatarios que afectan económicamente a por lo menos 15 familias: ¿regalarle el dinero a un Gobierno Nacional que poco a nada invierte en nuestra ciudad? ¿O a seguir el ejemplo del antiguo mercado de El Contento y el matadero municipal, bienes de la EIS, que se encuentran abandonados hace muchos años, solo generando gastos en vigilancia, convertidos en muladares?  ¡Terrible! 

Y no estoy haciendo campaña por la revocatoria, ¡no! Porque honestamente creo que no salgan a votar 130.500 cucuteños el 12 de diciembre. A los cucuteños les importa un carajo la ciudad, si les importara hace rato hubiésemos elegido bien a nuestros gobernantes (gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y congresistas). Nos merecemos, con nuestra indiferencia, las precarias condiciones en las que nos encontramos. 

Solo espero que el alcalde, que como está demostrado no tiene experiencia administrativa, deje la arrogancia y se rodee de buenos asesores que lo conduzcan por el camino de los aciertos. Como vamos, vamos mal. 

De mi cosecha, dos son los peores alcaldes que ha tenido la ciudad en los últimos tiempos: Pauselino Camargo y María Eugenia Riascos y si no endereza el rumbo el señor Jairo Tomás Yáñez, también entrará a tan selecto grupo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda