Escuchar este artículo

Gaseosas y cervezas

Domingo, 22 de Mayo de 2016
La imprudencia es por parte de todos los conductores y operarios de las empresas.

Los actores de la movilidad son todas las personas que utilizan las vías, llámese peatón, ciclista, conductor, vehículos, motociclistas, pasajeros, patrulleros de la Policía Nacional que desempeñan tareas de autoridad de tránsito, en fin, todos los usuarios.

Cada uno de ellos, tiene deberes y le asisten derechos los cuales en su gran mayoría son de simple lógica como por ejemplo, dar prioridad de paso al peatón, siendo este el principal actor.

También se encuentran los vehículos que transportan gaseosas o cervezas y aquellos que movilizan valores, pero muy rara vez se utiliza la expresión completa y por eso es común decir o escribir, camiones de gaseosa o camiones de cerveza.

Dichos vehículos sobresalen por sus dimensiones, causando daños en el follaje de los árboles y en algunas ocasiones, ruptura de ramas completas. También, son los actores principales de la congestión vehicular puesto que se estacionan a cualquier hora del día y muchas veces se observan arreglando la mercancía en las vías, exponiendo a otros vehículos a posibles accidentes.

La imprudencia es por parte de todos los conductores y operarios de las empresas que distribuyen estas bebidas y su efectos sobre las principales vías es muy notorio, porque obliga a quienes transitan en el mismo carril, a infringir normas de tránsito, sin contar que debido a las debilidades eternas de semaforización, los tiempos de origen y destino para los demás conductores se vuelve traumático.

Son los mismos vehículos que estacionan por largos espacios de tiempo, en vías como la Avenida Gran Colombia, Avenida Cero, Avenida Guaimaral y otras que por sus dimensiones, no admiten invasión de carriles y esto sucede ante la mirada indiferente de las autoridades.

De igual manera, la distribución de licor sobre la Avenida Cero o el Malecón, debe ser reglamentada porque si además de la venta, se tiene la distribución los viernes y sábado a las seis de la tarde y más, pues se está consintiendo una situación que afecta a la mayoría de los conductores y constituye factor de riesgo en las vías.

Los problemas relacionados con la movilidad de la ciudad, deben atenderse con diferentes tipos de estrategias y eso no significa que la autoridad ignore tan abusivos comportamientos, los cuales deben ser objeto de sanciones acordes con el tipo de infracción.