Escuchar este artículo

Hace 60 años

Domingo, 11 de Abril de 2021
La guerra política se intensificaba, por el temor que con el tiempo Cuba se convirtiera en un apoyo militar y político a algunos estados latinoamericanos

Hoy hace 60 años varios militantes cubanos que se encontraban en el exilio y no estaban conformes con el triunfo de la revolución cubana del 1º de enero de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder, desde Estados Unidos preparaban la invasión a la bahía Cochinos para derrocar el nuevo gobierno. El 16 de abril de 1961 uno de los exiliados, un hombre rana que en horas de la noche llevaba un faro para indicar el lugar exacto del desembarco en Playa Girón, fue visto por un pescador que vivía cerca y que vio la luz, sospechó, puso en alerta a otros pescadores, y así Gregorio Moreira – quien aún vive en el mismo sitio -, se convirtió en uno de los héroes que provocaron un gran fracaso de parte del gobierno del Norte para derrocar a Castro. En su momento se le reprochó y se le acusó al joven presidente norteamericano John F. Kennedy de indecisión, de no haber apoyado aéreamente la invasión que generó la derrota.

Después de Vietnam ha sido considerado uno de los fracasos militares más importantes de los Estados Unidos. Lo cierto es que John F Kennedy quiso mantener lo más posible “la invisibilidad internacional” en ese apoyo, y los 1189 exiliados cubanos que alcanzaron a llegar a Playa Girón, pronto percibieron desconcertados su derrota. Se quedaron esperando los aviones norteamericanos que debieron llegar en su apoyo. Allá en Washington el secretario de Estado trataba infructuosamente de convencer al presidente de enviar urgentemente los aviones de apoyo; no lo logró, después de apenas 3 días de la fallida invasión, ha quedado en la historia como uno de los peores fracasos militares del país del Norte. Los exiliados trataron, ya en una estrategia de desespero de tomarse la sierra, fueron a la montaña en donde fácilmente los ya jefes de la milicia cubana los doblegaron con facilidad, y más en circunstancias en las que precisamente en la Sierra Maestra habían derrotado al gobierno de Batista. Varios de ellos fueron cap
turados y algunos terminaron fusilados.

Lo que se esperaba fuera el más grande éxito militar de los Estados Unidos frente a un potencial enemigo socialista, esa derrota se convirtió en un gran apoyo a la naciente revolución, que iría a generar meses más tarde un enfrentamiento entre las dos potencias, Rusia y Estados Unidos, conocido en la historia como la “Crisis de los misiles”, que estuvo a punto de provocar un enfrentamiento devastador a nivel mundial. Es el momento en el mundo en que el planeta ha estado más cerca de una guerra nuclear. Las bombas de Hiroshima y Nagasaki aún estaban en el recuerdo de la gente.

Otra consecuencia de la fracasada invasión a bahía Cochinos fue la profundización de los efectos de “la guerra fría” que por aquellos años sostenían las dos potencias. Estados Unidos inició un embargo o bloqueo económico a la isla, lo que de inmediato generó el abastecimiento por parte de Rusia. La guerra política se intensificaba, por el temor que con el tiempo Cuba se convirtiera en un apoyo militar y político a algunos estados latinoamericanos. El Che Guevara es ejecutado en ese intento en tierras de Bolivia el 9 de octubre de 1967. 60 años después ese apoyo se ha expresado hacia el gobierno de Venezuela, y la figura mítica del Che, de la cual algunos movimientos guerrilleros han intentado sostener.

El fracaso de esta maniobra militar hace 60 años ha sido igualmente inmortalizada con las canciones de Silvio Rodríguez y Mercedes Sosa.