Escuchar este artículo

¿La tormenta perfecta?

Miércoles, 23 de Marzo de 2016
El estudio y discusión de la minuta de constitución de la empresa es muy importante.

Pasos cuidadosos son los que viene dando el señor alcalde de Cúcuta en relación con el mal denominado Acueducto Metropolitano. Por ello ha ordenado dialogar con los funcionarios responsables del orden departamental. Tan cierto es que en dos oportunidades se les ha convocado a estudiar y discutir la minuta de constitución de la proyectada empresa y, por inconvenientes que seguramente son prioritarios para ellos, se han negado  asistir.

La primera vez, porque debían estar en Toledo en alguna reunión de socialización del Plan de Desarrollo y la segunda porque debían reunirse en otro ejercicio ambiental de la biocuenca. Es de advertirse que las reuniones promovidas por  el señor alcalde se han efectuado a pesar del vencimiento, desde el 31 de diciembre de 2015, de las autorizaciones dadas por la Asamblea del departamento al gobernador.

A última hora advirtieron tal vencimiento de las autorizaciones y se presentó la semana pasada un nuevo  proyecto para obtenerlas. No conocemos su texto, pero deseamos fervientemente que no contenga los errores constitucionales y legales de la fenecida que se encuentra en el Consejo de Estado. 

Si la ordenanza es perfecta, los concejos de Villa del Rosario y Los Patios no cometerán los errores de sus acuerdos pasados y vencidos.

La nueva junta directiva por instrucciones del alcalde Cesar Rojas Ayala, presidente de EIS Cúcuta, y atenta a la injusta cantata que el nivel municipal es una palo atravesado a la rueda del proyecto, desde su primera reunión  ratificó las autorizaciones  dadas al anterior alcalde para hacer parte, porque los Estatutos sociales lo permiten, previa la inclusión de las condiciones dadas desde esa época, entre  otras, que la participación sea del 67%.

El estudio y discusión de la minuta de constitución de la empresa es muy importante. La junta directiva que preside por derecho propio el alcalde, debe ajustarse a la Constitución Política, a  la Ley 142 de 1994 o de Servicios Públicos Domiciliarios y a la Ley 1625 de 2013 de Áreas Metropolitanas o se hace incurso en la comisión del delito de prevaricato y usurpación de funciones, al que se aficionó tanto la administración pasada. 

De ahí que la nueva ordenanza deba ser perfecta, pues determina la buena o mala elaboración de los acuerdos municipales que autorizan a los alcaldes de Los Patios y Villa del Rosario y se evita la tormenta perfecta.

La honorable Asamblea debe ser cuidadosa. Afortunadamente, la preside un diputado muy inteligente y debe manejar muy bien el Artículo 300 de la Constitución Política, relativo a las autorizaciones precisas y pro témpore a la creación de empresas industriales y comerciales, a las sociedades de economía mixta y al carácter público de la composición accionaria, que la Ley 142 de 1994 denomina Empresas Oficiales, con régimen especial. Deberían mejorar la asesoría jurídica, pues la departamental sigue siendo soberbia y mediana.

Además, el alcalde César Rojas Ayala, debe ser cuidadoso  como le recomendó el Editorial, pues, la sociedad y la junta directiva de EIS Cúcuta S.A. ESP, debe honrar el Contrato 030 de 2006 que entregó textualmente en usufructo la infraestructura de acueducto y alcantarillado al operador del servicio y su incumplimiento para ambas partes es de proporciones indemnizatorias gigantescas, así medie el Ministerio de Hacienda como corresponsable, por sus decisiones en la junta y en la asamblea de socios.

Como se ve, el señor alcalde ha sido más diligente y cuidadoso que las demás partes involucradas  en el contradictorio proceso, que para  unas ocasiones pone por escrito la ejecución del proyecto en Ecopetrol y para otras en la Gobernación y eluden tal compromiso.  Dios quiera que el texto de la ordenanza sea perfecto y evite tormentas.