María Ofelia Villamizar Buitrago

Martes, 26 de Enero de 2021
¡Volveremos a Arboledas! 

Una cordial invitación de la Junta Municipal Procentenario del Natalicio de María Ofelia Villamizar Buitrago nos llevó el pasado viernes 22 a un grupo de amigos hasta el municipio de Arboledas para celebrar el centenario del natalicio de la poetisa arboledana, sin importar que desde Durania hasta Arboledas el trayecto fuera por carretera angosta, destapada y pedregosa.

Villa Sucre, donde nació María Ofelia, es corregimiento de Arboledas, y es grato ver que el caserío está muy bien organizado, por ejemplo, su parque, su parroquia Nuestra Señora de los Remedios, su casa cural, su Institución Educativa “Antonio José de Sucre”, sus calles pavimentadas, y hasta emisora propia “Remedios Stereo”, es decir, se ha hecho todo lo que les corresponde a los lugareños de la aldea cafetera, vecina del río Zulia. Quienes nos trasladamos por Durania no alcanzamos a asistir al Te Deum programado en Villa Sucre a las 10:00 a.m., precisamente por inconvenientes con el carreteable, no así quienes lo hicieron el día anterior por Salazar de las Palmas. Nos reencontramos en la recién remodelada casa cural del mismo vecindario para el brindis, con asistencia copiosa y donde únicamente llevó la palabra el jurista y amigo Rafael Humberto Villamizar Ríos, persona amena, de oratoria elocuente, dicción clara y limpia y pariente cercano de la poetisa María Ofelia Villamizar. ¿Quién mejor que él para el brindis? Alguien preguntó, ¿por qué se escogió el nombre del mariscal Antonio José de Sucre para bautizar el caserío? Está pendiente la respuesta. 

Inmediatamente nos trasladamos al casco urbano de Arboledas donde el almuerzo fue ofrecido en la sede de la Biblioteca “Ofelia Villamizar Buitrago”, y luego caminamos hasta la iglesia Santísima Trinidad, donde se celebraría el acto central del centenario. ¿Por qué en la iglesia? Porque era la única forma de transmitir por la emisora comunitaria -Arboledas FM 105.2- y Facebook Live en tiempo real, como en efecto se hizo. Inicialmente llevaron la palabra el señor alcalde Wilmer José Dallos Ardila y la diputada Milena Calderón Rendón, quienes nos acompañaron en todos los actos. Milena leyó la Resolución aprobada por la Duma para este acto. En mi caso leí la Resolución pertinente de la Academia de Historia de Norte de Santander -AHNS- y luego el académico Fernando Velandia Caicedo, presidente de la AHNS, amigo cercano de María Ofelia Villamizar, en su intervención deleitó a los asistentes con datos nuevos sobre la vida y personalidad de la centenaria homenajeada.

Por hacerse tarde pernoctamos en Arboledas, gracias al señor alcalde que dio todas las facilidades. Gracias por la invitación de la Junta Procentenario, presidida por el académico Diego Alejandro Ortega Carrillo, y a todos aquellos amigos que nos acompañaron: Fernando Chelle Pujolar, Álvaro Rondón Espinosa, Oscar Hernando Villamizar Becerra y Jesús María Durán Jaimes. Me complace dejar para la posteridad este registro y, para entonces, quisiéramos ver un busto de María Ofelia Villamizar Buitrago en Villa Sucre o en el casco urbano de Arboledas. O en ambos, porque lo merece. ¡Volveremos a Arboledas!