Escuchar este artículo

¿Se queda, o se va?

Viernes, 17 de Junio de 2016
Francia y Alemania idearon la integración de los países europeos cinco años después de finalizar la segunda guerra mundial.

Entre las  promesas hechas por David Cameron,  si ganaba las elecciones parlamentarias  de 2015, estaba  la de celebrar el referendo para determinar si Reino Unido  debe  retirarse  o seguir haciendo parte de la Unión Europea (UE).  Por esto, el próximo 23 de junio  los británicos decidirán si se van o se quedan.

Francia y Alemania idearon la integración de los países europeos  cinco años después de finalizar la segunda guerra mundial, con el fin de  mantener la paz en un continente dividido. Reino Unido entró a formar parte en 1973 de la Comunidad Económica Europea (CEE)  y tras  el cambio de nombre por el de Unión Europea en 1993  mantuvo su vinculación.  Desde sus inicios hasta ahora, ninguno  de los 28 países miembros   de esta unión política y económica se ha retirado, por esto, se considera que su salida será un duro golpe al proyecto europeo.

Mientras el  mundo está a la expectativa  de los resultados del próximo jueves, dos abreviaturas  se han puesto  de moda con respecto a la decisión de los británicos, Brexit y Bremain.Brexit  se  refiere a la decisión de salir: Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), mientras Bremain significa quedarse: Britain y remain (permanecer).

Reino  Unido ha sido  quizá el que más exigencias ha hecho y el que  menos ha aportado a la integración de la Unión Europea.  En 1985,  cuando se aprobó el acuerdoSchengen para abolir las fronteras interiores,  no formó parte de los 26 países firmantes,además no adoptó el euro como moneda y prefirió dejar en circulación su poderosa libra esterlina, la segunda  moneda más cara del mundo (1.40 dólares),  después del dinar de Kuwaiti (3.34 dólares).  Como si las anteriores exigencias fueran pocas,  a principios de 2016 Cameron negoció nuevas condiciones especiales  para el  caso deque los británicos decidieran seguir en la UE.

Entre los británicos  que  desean  quedarse haciendo parte de la Unión Europea están  el primer ministro  Cameron y 21 de los 25 miembros de su gobierno,  en tanto que el partido conservador, al cual pertenece, ha mostrado neutralidad en el caso.   Estados Unidos y Alemania encabezan la lista de los  países que apoyan su permanencia.

Según  la Organización para la Cooperación y Desarrollo Europeo (OCDE),  si  Reino Unido toma la  decisión de  retirarse,se producirá una caída del PIB en los  países europeos con repercusión a nivel global. Ante la  expectativa  del impacto  que esta  eventual ruptura  pueda producir en la economía global, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED),  no modificó la tasa de interés de referencia en la pasada reunión. La preocupación es mundial.