La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Eliminado y a un punto de la zona del descenso

Al Cúcuta Deportivo sólo le queda pensar en el próximo semestre.

Se acabó la temporada para el Cúcuta Deportivo. Revalidando el oscuro momento por el que atraviesa, el equipo de la frontera volvió a caer, este jueves, por 2-0 ante el América de Cali en el Pascual Guerrero. 

El grupo dirigido por el argentino Sebastián Méndez nada pudo hacer para evitar quedar eliminado de una Liga colombiana en la que alcanzó a ilusionar a su hinchada. 

Sin ideas y sin color: así lucio este jueves un equipo rojinegro que en las últimas 10 fechas no pudo levantar cabeza. Luego de haber tenido un arranque de temporada brillante, el de la frontera tuvo – luego de perder el clásico ante el Bucaramanga (1-0)- un bajón anímico y deportivo que ayer lo sentenció a quedar por fuera de los ocho que juegan los cuadrangulares semifinales de la competición. 

El encuentro disputado en Cali no sólo servía para seguir con vida en la Liga, sino que le permitía al once motilón seguir sumando puntos en la tabla del descenso. Pero, tras la derrota, quedó a solo punto de entrar en la zona del descenso directo. La escuadra rojinegra tienen 112 puntos frente a los 111 de Rionegro Águilas, que es el penúltimo clasificado. El consuelo es que queda un semestre para recomponer el camino.

Sin pena ni gloria

Para los primeros minutos del encuentro en la Sultana del Valle, ambos equipos compartieron la posesión del balón. 

Y aunque fueron los locales quienes se mostraron más claros en el arranque, los cucuteños buscaron por sus medios acomodar en las diferentes líneas del campo. 

Tras casi media hora de juego no se había visto en el Pascual Guerrero ninguna jugada clara por parte de ambos equipos. Los porteros no tuvieron peligro en un primer tiempo en el que poco salí se hizo. 

El esquema que Sebastián Méndez planteó para el encuentro de ayer favoreció más el sector defensivo que el ofensivo. Los jugadores extremos y los laterales del elenco motilón se dedicaron más a defender que a buscar la creación de opciones de cara a la puerta de los escarlatas. 

El planteamiento no funcionó de la mejor forma, pues mientras el Cúcuta Deportivo apelaba a posibles oportunidades de contragolpe, el América tampoco se desbordó en ataque sino que se mostró cauto cuidando un empate que los favorecía más a ellos. 

La pobreza en ataque brillo por parte y parte, por lo menos en el primer tiempo. 

Fue un partido de ida y vuelta, pero sin emoción en los últimos metros. Ninguno logró descifrar en el arranque la defensa contraria y solo pudieron llevarse un empate (0-0) al camerino. 

La jugada más clara del primer tiempo se dio a los 43’, cuando el América estuvo a punto de irse arriba en el marcador. 

El ariete escarlata Fernando Aristeguieta recibió un centro en el área motilona por parte del cucuteño Luis Sánchez. El venezolano remató de cabeza pero la suerte no lo acompañó, pues el balón terminó estrellado en uno de los palos. 

Materializando miedos

Tras la charla técnica, el panorama siguió igual para los de Cúcuta. Los dirigidos por ‘El Gallego’ lucieron pobres en ataque, pero buscando aprovechar los contragolpes. Fue una estrategia que finalmente les terminó pasando factura. 

Cuando el reloj marcaba el minuto 53, apareció Misael Riascos para poner a vibrar el Pascual Guerrero. El jugador americano sorprendió al portero Juan Camilo Chaverra luego de un error defensivo para materializar el 1-0 parcial a favor de los locales. 

Luego de la anotación el técnico motilón empezó a mover el banquillo pero los buenos resultados nunca llegaron. 

A pesar de los cambios, el planteamiento fue el mismo y los jugadores se vieron lentos y sin ideas en medio campo, situación que terminó aprovechando el América. 

Ocho minutos más tarde (61’) llegó la segunda celebración de los ‘diablos rojos’. 

Fernando Aristeguieta, que ya había intentado en el primer tiempo, fue el encargado de sentenciar la debacle motilona. El venezolano aprovecho una jugada por la zona derecha en la que la defensa motilona nada pudo hacer, y marcó un gol tras recibir la pelota en el corazón del área. Chaverra se vio vencido y nada pudo hacer para evitar una segunda celebración que sirvió también para materializar los miedos de una hinchada que quería ver a su equipo peleando por otro título. 

El resto del encuentro fue un monólogo en el que sólo habló el América. Los locales cerraron sus líneas y los motilones lucieron desesperados y sin efectividad, antes de que el juez finalizara el encuentro y marcara la eliminación anticipada de los de la frontera. Sólo les queda pensar en el próximo semestre.

Image
Jeider Rúa Giraldo
Viernes, 3 de Mayo de 2019
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día