Escuchar este artículo

Fue un sueño ponerme la camiseta del Cúcuta Deportivo: Michell Ramos

Miércoles, 25 de Noviembre de 2020
El cucuteño jugó 16 partidos con el equipo motilón.

Debutar en el fútbol profesional y con el club de sus amores, es un privilegio que pocos futbolistas se pueden dar, y más en un equipo como el Cúcuta Deportivo, quien, por mucho tiempo, brindó escazas oportunidades a los jóvenes de la región para explotar su talento y ponerlo al servicio del rojinegro.

Michell Ramos, delantero de 22 años que supo vestir la camiseta del motilón tanto en las divisiones inferiores como en la plantilla profesional, se mostró agradecido por haber podido defender los colores que sigue desde pequeño.

“Fue un sueño desde niño ponerme la camiseta del Cúcuta Deportivo, haberlo logrado es una satisfacción muy grande, estoy muy contento por cumplirlo y de saber que di lo mejor de mí siempre”, le comentó Ramos a La Opinión.

El jugador, que tiene como referente a Radamel Falcao García y confía en emular la gran carrera del ‘Tigre’ a nivel europeo y con la Selección Colombia, inició en el futbol a los 4 años y se formó en la escuela Quinta Oriental fundada por Elkin Uribe desde que cumplió seis.

“Michell coincidió con una gran camada que tuvo la oportunidad de conseguir muchos títulos, uno de ellos fue la Copa AKT que organizó el Independiente Medellín para que la ganaran ellos, pero terminamos siendo campeones nosotros”, afirmó Uribe.

Y agregó, “después de ese torneo estuvimos en Chile en un certamen que reunía equipos muy importantes como Colo Colo, Nacional de Uruguay, Universidad de Chile y la Universidad Católica”, siendo los últimos el rival más complicado porque venían de conseguir la Copa Nike en China, al que pudieron vencer en semifinales, aunque esta vez, el título no se les dio.

Uribe acotó que Colo Colo estuvo cerca de quedarse con Ramos, pero que la persona encargada de la negociación tuvo problemas familiares y no siguió adelante con el proceso.

Elkin habló sobre las características que definen a Michell, “es un jugador con mucho talento, que, a pesar de no ser tan alto, es muy habilidoso, técnico, guapo, choca y aguanta los golpes contra quien sea y no se lesiona, sale avante de cada jugada”.

El fundador de Quinta Oriental recalcó que el delantero cucuteño se merece todo porque es un joven que ha luchado por su sueño y está orgulloso de haberlo tenido en su escuela, además, expresó que tiene toda la capacidad para triunfar en el fútbol.

“El futbolista es un artista que sale a un escenario que es el estadio y lo miran miles de personas, lo valora el presidente, el hincha y la prensa, si no hay condiciones y no demuestra, lo sacan rápido de allá, pero él demostró y se ganó su lugar”, enfatizó.

Lea aquí: 'Hoy me despido de esta gran institución con tanta historia': Michell Ramos

“Era mi revancha y la aproveché”

Michell Ramos llegó a las divisiones inferiores del equipo motilón en el 2018 luego de haber hecho una campaña destacada en Amigos de la Pecosa donde llegaron hasta los cuartos de final del torneo nacional juvenil sub 20.

En el Cúcuta Deportivo de ese año no solo superó lo hecho en el 2017, sino que fue una de las figuras del torneo quedando como goleador del mismo tras marcar 30 goles y ayudando al club a llegar a la final, aquella que perdieron contra Atlético Nacional desde los doce pasos en el estadio Gran Colombiano de Villa del Rosario.

Pese a esa gran campaña, el jugador no fue tenido en cuenta para integrar la plantilla profesional del 2019.

“Fue un año complejo en lo personal, hicimos historia en ese torneo, era la primera vez que se llegaba a la final y no se dio la oportunidad de estar en la profesional, estuve triste, pero nunca bajé la cabeza, trabajé para mí en lo personal y futbolístico, sabiendo que los tiempos de Dios son perfectos”, aseveró Ramos.

El delantero al ver que no tuvo la oportunidad de debutar profesionalmente en el Cúcuta y que su intención de jugar en el fútbol venezolano tampoco se pudo dar, viajó a España para integrarse al Valladolid Promesas.

“Yo no veía tan cerca el estar en el equipo, después de acabar la temporada en España, llego a la ciudad y tuve varias ofertas, una de esas del Cúcuta, así que la tomé, no lo pensé dos veces, era mi revancha y la aproveché”, sentenció.

El 26 de enero que no olvidará

Tras haber firmado por tres años, llegó el día de su debut como profesional.  El 26 de enero en La Independencia de Tunja, en el empate 1-1 con Patriotas, por la primera fecha de liga, la joven promesa se bautizó como inicialista, gracias a la confianza del técnico Jairo Patiño.

 “Son sentimientos encontrados, el debut siempre va a ser algo especial, una fecha inolvidable para mí y sobre todo porque lo hice con el equipo de mis amores”, dijo el delantero que actuó 79 minutos en esa ocasión.

Casi dos meses después, por la fecha 8 y luego de haber jugado él cinco partidos, conseguiría lo que tanto soñó, marcar y por duplicado al minuto 1 y 64 de partido, aquel que significó la primera victoria motilona en la Liga por 3-0 ante Jaguares y bajo el mando esta vez de Jorge Artigas.

“Ese día fue aún más especial porque estaba Robinson Zapata en el arco, lo hablé con mi papá y le dije que sería un sueño convertirle porque lo veía en el estadio y la televisión con esas campañas del 2006 y 2007 con el Cúcuta, así que ahora enfrentarlo y marcarle iba a ser único”, señaló el delantero que usó el dorsal 17.

Lastimosamente para Michell, el cuerpo técnico y el resto del equipo, cuando parecía que todo estaba mejorando en cuanto a juego y resultados, apareció la pandemia que les frenó el proceso y el estado anímico que tenían en ese momento.

Pese a eso, Ramos se convirtió en una ficha importante en el esquema de Artigas para la reanudación del fútbol profesional colombiano, en donde pudo marcar ante Boyacá Chicó, Envigado y Junior.

“La verdad que trabajé para todo esto, aunque fue más de lo que soñé, porque mi primer año en la primera división, con un equipo grande, hacer los números que hice, poder marcar goles y ser importante, fue un sueño cumplido”, puntualizó.

La salida del equipo de sus amores

Michell quería seguir, pero explica que fue una decisión que tomó en familia, entendiendo que pasó momentos complicados junto al resto de la plantilla donde aguantaron lo que más pudieron.

“Llega un momento donde hay que decidir el futuro y para eso se trabaja, los jugadores fuimos los más perjudicados con lo que le pasó al equipo”, expresó.

Respecto a cuándo se empieza a gestar su salida del club, dijo que fue después de darse por finalizado el acuerdo de reorganización del Cúcuta en el que quedó inmerso en la liquidación judicial, “es muy duro querer jugar, defender estos colores y no saber nada, hice un buen año, yo creo que me esforcé día a día por esta camisa, con amor y sentido de pertenencia, es el equipo de mis papas y mi familia”.

Con relación al año hecho por el equipo en general, el cucuteño aseguró que no les fue bien por muchas cosas, pero que se entregaron al máximo siempre. Asimismo, agradeció el haber compartido con ellos y el cuerpo técnico, quienes le hicieron crecer en todos los sentidos y con los que pasó momentos difíciles.

Michell le resta importancia a los meses de sueldo que le adeudan, está enfocado en lo que se viene para el 2021, el poder consolidarse en un equipo importante.

“Las expectativas son grandes, llegar a un equipo importante, consolidarme que es lo más difícil, pero estoy preparado para eso, me gustan los retos y voy por ellos. Hasta el momento he cumplido mis metas, jugar al futbol profesional con el equipo de mi tierra y ahora sueño con estar en una Selección Colombia y equipos grandes de Europa”, destacó.

No dudó en enviarle un mensaje a la hinchada de la que él dice, lo apoyó incondicionalmente y es la más grande del oriente colombiano.

“La hinchada tiene que estar tranquila, estamos en un momento difícil, pero creo que al final siempre va a haber la luz, yo creo que esta hinchada va a sacar este equipo adelante, el Cúcuta Deportivo va a estar peleando cosas importantes como tiene que ser”.

Y añadió, “Soy hincha, es el equipo de mis amores y lo seguiré siendo hasta el fin porque eso no se negocia”.

Michell Ramos jugó 14 partidos por Liga y 2 por Copa, salió como la figura del encuentro en tres oportunidades y aunque no quiso revelar el nombre del equipo para donde llevará su fútbol y goles el siguiente año, reiteró que es un equipo importante, de los llamados grandes de Colombia.

 

Redacción

Julián Pérez/Practicante de periodismo

Image
La opinión
La Opinión