La tristeza abruma al plantel profesional del Cúcuta Deportivo

Jueves, 26 de Noviembre de 2020
"Siento tristeza. No han sido días fáciles", José Orlando Pérez

Liquidación judicial, suspensión del reconocimiento deportivo y ahora desafiliación de la Dimayor, son los males que se le juntaron al Cúcuta Deportivo en este 2020, todo esto por consecuencia de los malos manejos administrativos que tuvo José Augusto Cadena con el equipo motilón en los últimos años.

¿Los afectados directos? Jugadores y cuerpo técnico, aquellos que estuvieron poniéndole el pecho a la situación desde el primer momento, entendiendo que una ciudad no tenía que pagar los platos rotos de una nefasta administración.

“Siento realmente tristeza, no han sido días fáciles para mí, ni para mi familia, pero con la fe qué vendrán tiempos mejores para la institución y a todos los que hacemos parte de ella”, expresó José Orlando Pérez, defensor de 23 años y uno de los capitanes del Cúcuta Deportivo este año.
En esa misma línea estuvo David Suárez, el “hoy” técnico del rojinegro luego que Jorge Artigas diera un paso al costado, “es una situación triste, que nos duele a todos por la institución, porque es un club de tradición”.

Y agregó: “en la posición que siempre he estado en el equipo, coordinando divisiones menores, estando cerca de lo que es la proyección del jugador nortesantandereano, también nos duele mucho, porque se cierra una oportunidad a los jóvenes de la región para poderse mirar a un espejo cercano, compararse con los jugadores, ir al estadio, tener ídolos de la misma región”.

José Pérez no dudó en dejarle un mensaje a los seguidores motilones, “a todos los hinchas del doblemente glorioso decirles que, ahora más que nunca, debemos estar unidos y no perder la fe, que 96 años de historia y tradición no se pueden ver vulnerados de la forma como lo están haciendo”.

Por otra parte, Gilberto ‘Alcatraz’ García, un experimentado futbolista que volvió al rojinegro a vivir una segunda etapa, tras la corta hecha en 2007, publicó en sus redes sociales que “murió el Cúcuta Deportivo, una tristeza inmensa por toda la gente que ama y respeta el equipo. Esta ciudad y esta gente no merece esto, a los pocos que disfrutan, tranquilos, que todo en la vida se devuelve, de una u otra forma lo pagan”.

“Y, ¿quién nos responde a nosotros? Quedamos en medio del tiroteo”, manifestó Esteban Giraldo, arquero del motilón este año que actuó en los dos compromisos disputados por Copa Colombia frente a La Equidad, en el que los cucuteños pudieron avanzar a los octavos de final, luego de vencer en el global a los ‘aseguradores’ por 5-3.

Otros jugadores conversaron con La Opinión, pero prefirieron quedar en el anonimato, de igual forma, se sumaron a los comentarios de sus compañeros, reiterando la tristeza que sienten por toda esta situación, asimismo, afirmaron que seguían esperando a que todo se terminara de resolver.

El Cúcuta Deportivo, que fue desafiliado de la Dimayor el pasado miércoles, ha tenido una semana en la que se han marchado oficialmente del club Michell Ramos, Juan Camilo Chaverra, Jean Pineda, Hernán Burbano y Jefferson Solano.