Escuchar este artículo

Los partidos de Muslera contra el Cúcuta

Lunes, 15 de Junio de 2020
A sus 20 años de edad, el arquero uruguayo enfrentó al rojinegro dos veces, en la Copa Libertadores de 2007.

Por infortunio de las cosas del deporte, el arquero internacional uruguayo Fernando Muslera, hoy atraviesa uno de los momentos más difíciles de su carrera luego de sufrir una doble fractura de tibia y peroné el pasado domingo, en el primer partido del Galatasaray en la reanudación de la Superliga Turca

El club, en el que juega también el máximo goleador histórico de la Selección Colombia, Radamel Falcao García, informó en un comunicado que Muslera de 33 años “sufrió una lesión que le provocó dos fracturas de hueso en la tibia y el peroné” durante el duelo que perdieron 2-0 frente al Rizespor. 

El uruguayo será sometido a la respectiva operación según indicó el comunicado, sin dejar en claro el tiempo que estará afuera pero por la gravedad de la lesión, no podría jugar en lo que resta de año. 

Todo sucedió cuando Muslera, capitán del equipo de Estambul, chocó en el primer tiempo con el delantero checo del Rizespor Milan Skoda, en un achique del arquero para evitar el gol.

El delantero, por medio de Twitter,  se lamentó por lo sucedido: “Siento mucho lo que pasó. Espero que te recuperes lo más rápido posible y que vuelvas con salud a los terrenos. Para nosotros ganar era importante, pero cambiaría esta victoria por tu salud”.

Asimismo Falcao escribió: “Eres muy grande capitán, estamos contigo. Fuerza Nando”.

El gran portero uruguayo, ha participado con su selección en los mundiales de Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018. 

Dos juegos contra el Cúcuta 

A sus 20 años de edad, enfrentó al Cúcuta Deportivo dos veces en la edición 2007 de la Copa Libertadores. En ese entonces militaba en el Nacional de Montevideo con la figura mundial Diego Godín.

La primera ocasión sucedió en el estadio General Santander. Allí, un miércoles 16 de mayo por los cuartos de final de la máxima competencias de clubes en toda américa, chocarían en el juego de ida. 

Su equipo, que era dirigido por el charrúa Daniel Carreño, formó de la siguiente manera: F. Muslera; P. Álvarez, D. Godín, I. Pallas, A. Romero; A. Viana, M. Sosa, M. Cardaccio, J. Martínez; J. Delgado y D. Vera. 

El rojinegro de Bernal saltó a la cancha con R. Zapata; R. Bustos, J. Hurtado, W. Moreno, E. González; D. Rueda, C. Castro, A. del Castillo, J. Martínez, M. Torres; y B. Pérez. 

A pesar de que los uruguayos, fieles a su estilo,  defendieron bien su terreno en la primera parte, el talento y clase de los motilones rompieron el cerrojo charrúa y el arco de Muslera en dos oportunidades. 

Macnelly Torres, al minuto 75, tras recibir un pase del argentino Martínez a borde de área, controló con su magia y clavó la pelota al ángulo superior derecho del arco sur al que Muslera no llegó. 

Cuando se creía que el primer partido de los cuartos iba a quedar 1-0, Nacional tuvo un tiro libre peligroso al 89.

Para fortuna rojinegra, el balón se estrelló en el palo y por la fuerza del impacto rebotó hacía la lateral derecha donde Elvis González, inició un contragolpe en una de las últimas jugadas del partido. 

González transportó hasta mitad de cancha y entregó a Víctor Cortés quien había ingresado en la segunda parte.  Este, luego de un ‘toma y dame’ con Alex Del Castillo, filtró un pase englobado a Pérez quien ante la salida de Muslera lo ‘bañó’ y definió con la cabeza. 

El segundo juego fue en la vuelta de los cuartos en el Gran Parque Central de Montevideo (estadio del Nacional). 

Su equipo salió con la obligación de ganar por más de dos goles, buscando la semifinal. Al minuto 11 se fueron arriba tras un error de Zapata, el arquero motilón. Pero muy rápidamente, al 19 se pudieron igualar las acciones. 

Tras una falta de Godín al ‘Burrito’ Martínez, Cúcuta tenía la oportunidad de marcar de tiro libre. Bustos tomó la pelota, Muslera armó su barrera y el juez se disponía a pitar. 

Pitazo, dos pasos de Bustos y con una clase introdujo la pelota al ángulo izquierdo del portero quien solo observó, pues lo magistral del cobro lo dejó quieto.    

Faltando cinco minutos los uruguayos tomarían ventaja nuevamente pero el Cúcuta respondería con la misma intensidad y empataría el juego al 90. 

En un contragolpe, Lionard Pajoy tomó la pelota y en una corrida de por lo menos 35 metros, ganó en velocidad a los dos centrales para luego dejar tendido a Muslera luego de un enganche, para definir con el arco vacío.

Redacción deportes 

Image
La opinión
La Opinión