Reconocimiento deportivo, ¿el primer paso para el regreso del Cúcuta?

Viernes, 19 de Marzo de 2021
El Ministerio del Deporte confirmó que el liquidador pagó la deuda de 106 millones de pesos y la Federación Colombiana de Fútbol ratificó la desafiliación del club.

El pasado 1 de diciembre, Arturo Acosta Villaveces, liquidador del Cúcuta Deportivo, asistió a la ciudad y afirmó que su primera acción a cargo de la institución fronteriza era la de “recuperarle el apellido” tras tener su reconocimiento deportivo suspendido, a consecuencia de los incumplimientos laborales del expresidente José Augusto Cadena a sus empleados entre el 31 de diciembre del 2018 y el 31 de agosto del 2019. 

Si bien en un principio Acosta dijo que la misión era tenerlo antes de acabar 2020, dos tutelas interpuestas por Édgar Cortés y otra por Cadena, intentaron parar el proceso de liquidación, dejando a la espera de los fallos para poder actuar ante el Ministerio del Deporte, encargado de levantar la suspensión del reconocimiento. 

Fue hasta el 19 de febrero, hace exactamente un mes, que Tribunales de Bucaramanga y Bogotá, negaron las tutelas. 

Con tres fallos a favor de Acosta Villaveces, el hoy representante legal de Cúcuta, un grupo denominado ‘Amigos del Cúcuta Deportivo’, liderados por Jorge Luis Pinto, anunciaron a la hinchada motilona la intención de ayudar económicamente al liquidador para pagar la deuda del reconocimiento.  

Ese anuncio se hizo realidad ayer, cuando aportaron los 106 millones de pesos para pagarle a los acreedores del reconocimiento deportivo y enviar comunicaciones al Ministerio del Deporte para empezar los trámites que den por hecho legalmente el levantamiento de la suspensión. 

“Queremos dar nuestro aporte desinteresado y decirle al liquidador: acá está, de aquí para adelante es su responsabilidad. Nosotros aportamos un grano de arena para destrabar una rueda que está trabada, que no sabemos si cuando empiece a andar, la rueda se vaya a torcer para un lado o para otro, o seguirá derecho. Quitamos la piedra para que arranque”, expresó a La Opinión uno de los Amigos, que aun finiquita detalles para convertirse en fundación.

Los Amigos, quienes aseguran no tener ningún interés económico o político sobre la situación, estuvieron en la mañana de ayer asesorándose con el liquidador para dar el paso y dar los recursos, hecho que finalmente sucedió. 

Ministerio confirma pago

El pasado martes, Viviana Forero Álvarez, directora de Inspección, Vigilancia y Control del Mindeporte, concedió una entrevista a este medio y confesó que con Acosta Villaveces se entablaron diferentes mesas de trabajo para que, luego de cancelada la deuda, se recobrara el ‘el apellido’ del Cúcuta.

“El día de hoy se nos ha informado que el liquidador designado del Cúcuta Deportivo, trabajó de la mano con Mindeporte y los actores interesados en adelantar el proceso para hacer efectiva la consignación, a la Superintendencia de Sociedades, de 106 millones de pesos, equivalente al total del proceso”, posteó en sus redes el Ministerio. 

“La Supersociedades hará los depósitos judiciales a cada uno de los acreedores: jugadores y planta administrativa del Cúcuta Deportivo, entre otros. Una vez surtido el proceso de forma total y satisfactoria, en cuanto al pago, el Ministerio del Deporte procederá a levantar la suspensión del reconocimiento deportivo, lo que hará que el club haga parte nuevamente del Sistema Nacional del Deporte”, continúo la cartera que es dirigida por Ernesto Lucena.

Este pago, tumba las afirmaciones de Cadena, quien señaló que esa deuda ya estaba cancelada. 
Según el Ministerio, el expresidente y cuestionado dirigente deportivo, presentó unos soportes que no evidenciaban los respectivos pagos. 

Para levantar la sanción interpuesta el 31 de julio y ratificada el 29 de octubre, primero la cartera deportiva tendrá que revisar a detalle el cumplimiento a los alrededor de 20 acreedores. 

“Una vez se haga el pago, se haya cumplido con la totalidad la obligación y se demuestre que las deudas han quedado solventadas, solo quedan trámites administrativos, resolución y notificación. Demora un tiempo promedio de 10 días poder acreditar el cumplimiento de la obligación”, explicó a La Opinión, Viviana Forero.

¿Cerca del regreso al profesionalismo?

A pesar de que recuperar el reconocimiento es la primera misión del Cúcuta para volver a los campeonatos profesionales, esto no garantiza que la institución deportiva vaya a regresar en determinado tiempo. 

La Dimayor junto a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) adoptaron la decisión de desafiliar al Cúcuta Deportivo de sus organizaciones, privándolo de poder jugar y demostrando cierto interés de favorecer a José Augusto Cadena. 

Ante estas dos entidades del fútbol en el país, el liquidador tendrá que buscar una reafliación que le permita poder desarrollar su objeto social y económico, para empezar a pagar las acreencias a todos los actores del proceso de liquidación judicial. 

Acosta Villaveces ya tiene la autorización por parte de la Supersociedades para poder ejercer su objeto, según un auto emitido el pasado 11 de marzo. 

Con estas dos cartas de reconocimiento y autorización, el club de 96 años de historia y único campeón en el oriente del país, buscará que se le tenga en cuenta e incluya nuevamente. 

Pero no solamente esta es la opción que tiene el liquidador. Vale la pena recordar que la Supersociedades ordenó embargar el derecho de afiliación del Cúcuta o popularmente conocida como ficha, que impediría que su espacio en la División Mayor sea ocupado por otra institución, si se cumple la orden.

Como última instancia y que con la coyuntura no parece lejana, sería que Acosta recurra al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)  para que su caso sea evaluado a nivel internacional. 
 

Image
Gustavo Contreras