Escuchar este artículo

Si fuera por dificultades, me hubiera ido hace rato: Jorge Artigas

Martes, 3 de Noviembre de 2020
La ausencia de su familia llevó al técnico uruguayo a tomar la decisión de irse del Cúcuta.

259 días duró el uruguayo Jorge Ricardo Artigas Carrica al mando del Cúcuta Deportivo, luego de que ayer tomara la decisión de renunciar al equipo rojinegro. 

Artigas asumió la dirección técnica del motilón el 18 de febrero, tras la marcha de Jairo ‘El Viejo’ Patiño. Desde ese momento, alcanzó a dirigir tan solo 14 partidos, entendiendo que el fútbol nacional tuvo un parón de más de cinco meses a causa de las restricciones para contener la COVID-19. 

En esos duelos que se dividen en 12 de Liga y 2 de Copa, el rojinegro ganó cinco, empató tres y perdió siete, alcanzando un porcentaje de efectividad del 42.8%. En total, marcó 21 goles y le anotaron 26. 

Artigas habló tras su salida del equipo motilón Pero la huella que dejó el entrenador, quien estuvo acompañado por Pablo Fuentes (asistente) e Ignacio Rama (preparador físico), fue la de darle la oportunidad a los jugadores jóvenes y cucuteños de integrar la plantilla profesional. Winston Ramírez, Juan Pablo Marín, Héctor Solano, Julián Rojas y Jhon Casadiego fueron unos de los beneficiados. 

A propósito de su salida, Artigas conversó con La Opinión sobre este paso que sorprendió a la hinchada rojinegra. 

Ausencia familiar, el motivo 

A pesar de los incumplimientos salariales, las dificultades deportivas y la incertidumbre que se vive en el club, la razón que llevó al cuerpo técnico a tomar la decisión fue la ausencia de sus familias. 

“Llevo nueve meses separado de mi familia. No tenemos un lugar fijo donde vivir pues estamos entre Cúcuta y Armenia. No hay condiciones para que vengan y ahora en Uruguay se decretara el cierre de fronteras. Debimos tomar la decisión , es un tema de salud, estamos sufriendo acá y ellas allá”, contó Artigas quien tiene dos hijas de tres y seis años. 

El uruguayo fue consciente de que esta situación estaba afectando su trabajo. 

“Hoy no tenemos la energía, ni la cabeza para estar dedicados al trabajo. No podemos pretender que todo se acomode. Me quiero ir cuanto antes a ver a mi familia. Estamos a la espera de tiquetes”, acotó. 

Así mismo enfatizó que “si fueran por las dificultades, me fuera ido hace rato”. 

En referencia a cómo está su familia en el sur del continente, el timonel charrúa confesó que no ha sido un proceso fácil. 

Cadena insiste en que suspensión del reconocimiento es un error “Con mi hija de seis años hablo todos los días pero con la de tres si es más difícil, porque a veces no quiere hablar conmigo ya que estamos desde hace meses en el proceso de que se vienen para acá y no se da porque estamos cambiando de sede. No puedo estar en esa inestabilidad”. 

En relación a su esposa, contó que le aconsejó que no tomara una decisión apresurada por todo lo que ya se había hecho. 

“Yo sentía la necesidad de estar con mi familia desde hace un tiempo. Es algo que tengo constantemente en mi cabeza”. 

Su paso por el Cúcuta 

Sobre que dejó su paso por el Cúcuta Deportivo, Artigas Carrica afirmó que le ayudó a crecer como profesional. 

“El paso me deja muchas enseñanzas. Me demostró que se puede ante la adversidad. Creamos un grupo en el que los jugadores están convencidos de poderle jugar de igual a igual a cada equipo. Dejamos una base importante con jugadores de la región. Juveniles que muestran sus armas”, señaló. 

En base a los resultados, resaltó el triunfo ante Boyacá Chicó en Tunja por primera vez en la A y la victoria a La Equidad en Techo después de más de 10 años. 

Jorge Artigas no va más como técnico del Cúcuta Deportivo “De no haber pasado todo lo que pasó hubiéramos estado en otra posición o logrado otros resultados”, dijo recordando la cantidad de viajes que realizó el equipo, no poder jugar nunca como local y tener un plantilla de solo 22 jugadores. 

Los juveniles fueron apuesta

Michell Ramos, Auli Oliveros, Jean Pineda, Solano, Ramírez, Marín, Rojas y Casadiego, fueron apuestas de Artigas en este Cúcuta Deportivo. 

“Demostraron que estaban a la altura. Se trazan objetivos, conocen el camino y han vivido muchas cosas. Tuvieron un aprendizaje de dificultades acelerado. Compartir cancha con Teofilo Gutierrez y Miguel Borja, eso no tiene precio para el crecimiento de un juvenil. Estar con Diego Peralta, Gilberto García, Hanyer Mosquera, ver como entrena Agustín Vuletich, cómo se cuida Matías Rodríguez, les hizo crecer mucho. Es un capital enorme creado a la institución”, declaró. 

Referente a todo el plantel, expresó que se va contento y orgulloso. 

“Ellos son el reflejo de lo que nosotros hacemos. Con aciertos y errores, nunca renunciamos a la actitud. Cansados, tocados, viajando más que todos, con jugadores en otras posiciones, con un montón de cosas que la gente no sabe, es de valorar. Hemos vivido muchas cosas importantes. Es un grupo maravilloso”.

‘Cadena entendió’

Si bien es cierto que actualmente al plantel se le debe dinero, Artigas no quiso tocar el tema. 

A la pregunta de cómo tomó el presidente José Augusto Cadena la salida, contó que la entendió. 

“Le pedimos que nos entendiera. Que se pusiera en nuestro lugar. Nos sentaremos a revisar los métodos de pago para cobrar lo que trabajamos”, afirmó. 

La despedida con el grupo 

“Fue duro. Emotiva,  linda y  reconfortable por todo lo vivido. No tengo palabras para expresar lo vivido. Lloramos todos, fue algo que nunca me había pasado ni como jugador, ni saliendo campeón. Fue ver a jóvenes convertidos en profesiones, de ver a los grandes que a pesar del recorrido y de ser campeones, sintiéndose útiles. Fue muy emotivo”, dijo.

La hinchada valoró la entrega

A pesar de tener los estadios cerrados y de que el técnico no maneje redes sociales, el apoyo de la hinchada siempre fue sentido por el grupo. 

“Pararnos de igual a igual con los equipos grandes, con entrega, fue visto y valorado por la hinchada. El equipo es el reflejo del entrenador. Los jugadores se aferraron a nosotros y todos nos comprometimos de lleno. Todo ello fue trasmitido por el grupo dentro y fuera de la cancha. Ellos se aferraron a nosotros. Nos comprometimos de lleno”, resaltó. 

“Nos vamos con un 40% de rendimiento, haciendo debutar a jugadores de la tierra. Cuando llegamos se hablaba de descenso y el tema ya cambió, quedó una base de futbolistas de la tierra. Regalamos mucho con el tema de no jugar en nuestro estadio”.

Cómo mensaje a la hinchada, el uruguayo agradeció por el apoyo. 

“Yo solo tengo palabras de agradecimiento por cómo nos han apoyado. Les digo que sigan creyendo en los jugadores, que sigan apoyando a los muchachos. Solo tengo palabras de agradecimiento. Me hicieron sentir muy bien”, puntualizó. 

Un solo juego en el General

De los 14 juegos que Jorge Artigas disputó, solo uno fue jugado en el estadio General Santander en la fecha 7 ante Atlético Bucaramanga.

En ese juego, disputado el 1 de marzo, la hinchada se manifestó contra Cadena y decidió no entrar en su mayoría. 

“Dirigí un solo partido en el General con más gente afuera que adentro. Una locura. El General Santander es nuestra casa. El Cúcuta Deportivo no es ningún Armenia Deportivo. Si nos fuéramos quedado en la ciudad, posiblemente no me fuera ido. Hoy ya no podemos seguir en el barco”. 

Entrenos atípicos

Otra de las situaciones que tuvo que sortear el exjugador, fue la de estar por más de cinco meses entrenando desde la virtualidad. 

“Hicimos muchas actividades por Zoom. Nos relacionamos con la idea de juego y hubo cohesión de grupo. Tuvimos muchos juegos, tareas de cuaderno y lápiz. Siento que este equipo fue más grupo y hoy se ven los frutos. Vamos a quedar marcados y ellos en nuestros corazones”. 

¿Qué viene para Artigas?

“Abrazar a mis hijas. Es lo único que tengo en mente”, sentenció. 

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras