Escuchar este artículo

Comunidad LGBTI abre un espacio en Cúcuta

Viernes, 29 de Junio de 2018
Afirman que la ciudad está cambiando de manera positiva, en su forma de pensar y actuar, pese a tratarse de una región conservadora.

Cuarenta y nueve años después de que se originara la conmemoración del Día del Orgullo de la comunidad LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales), este sector de la población ha logrado abrir espacios de inclusión en Cúcuta, pese a tratarse de una región conservadora.

Según líderes de las 11 organizaciones sociales que trabajan por esta comunidad afirman que la ciudad está cambiando de manera positiva, en su forma de pensar y actuar.

Meylin Gámez, del sector diversidad sexual y de género del movimiento político Marcha patriótica, señaló que en el departamento el empoderamiento de la comunidad gira en torno al trabajo de las organizaciones en Cúcuta. 

“En esta ciudad somos pioneros porque la lucha viene desde hace cinco años, donde mujeres trans, gais y lesbianas, han podido crear colectivos, y algunos ya trabajan con instituciones públicas”, indicó Gámez. 

En el Catatumbo el tema ha sido complejo, a pesar que en esta zona hay un enlace con víctimas del conflicto armado de la comunidad LGBTI, el contexto político y de seguridad impide que las organizaciones sociales tomen fuerza y realicen eventos como la marcha del orgullo.

Milton Hostia, es líder de la Asociación Oasis en la Cima, que trabaja en orientar y asesorar a la población LGBTI víctima del conflicto armado en condición de calle o extrema pobreza, para que accedan al Registro Único de Víctimas. Esta organización tiene sedes en Ocaña, Sardinata, Pamplona, El Zulia y Convención.

Joan Rodríguez, del Comité organizador LGBTI de Cúcuta, afirma que cada organización no sólo ha logrado sensibilizar a sus socios, también a las comunidades, y resalta el hecho de que el departamento de Bienestar Social los apoya en actividades como Cine Rosa, muy bien recibida en los barrios.

Otro aspecto que realza es que el movimiento gestiona como una sola organización, y aunque obtiene buenos resultados, muchas veces las entidades no dan respuestas negativas a las propuestas y proyectos, sino que dilatan los procesos. 

Jordy Gómez, estudiante de derecho de la Libre y parte del Colectivo León Zuleta, contó que el martes la Gobernación y el Ministerio del Interior expusieron el decreto 762 de 2018, que regula la política pública nacional para la población LGBTI. 

“El decreto trae unos lineamientos que los municipios deben seguir para garantizar la inclusión social y la garantía de derechos de esta comunidad, a partir del decreto se creará un plan de acción en cada región”, explicó Gómez.

Claudia Velandia, coordinadora de la población LGBTI Cúcuta y directora de la Fundación libélulas, dijo que uno de los mayores logros ha sido tener la bandera multicolor izada en la oficina de Bienestar Social en el centro comercial Las Mercedes, y en la Defensoría del Pueblo.

“Un acto simbólico transforma, genera impacto en quienes son externos a nuestra población”, dijo Joan Rodríguez, refiriéndose a las banderas que estuvieron durante la semana ondeando con orgullo por la ciudad, como prueba de que estas organizaciones trabajan por la inclusión de su comunidad.

Mañana habrá marcha

El comité organizador LGBTI a cargo de 16  líderes de diferentes organizaciones sociales, junto a activistas independientes, se articularon para hacer una gestión interinstitucional y conmemorar el Día del Orgullo, este domingo 1 de julio.

La jornada se divide en dos: una marcha citada a las 3 p.m. que irá desde las canchas de leche La Mejor hasta la Plaza de Banderas. 

Allí, será el evento principal, apoyado por la Alcaldía de Cúcuta, donde habrá un grupo de danzas folclóricas de música andina, una Drag Queen invitada, y cuatro djs.

Con el lema “El orgullo es nuestro”, la comunidad LGBTI cucuteña espera que unas 3.000 personas participen de la conmemoración. 

El origen de la conmemoración del Día del Orgullo LGBTI se remonta al 28 de junio de 1969, cuando a raíz de unos disturbios entre la policía y la comunidad gai en la discoteca Stonewall Inn en Nueva York, se inició la lucha por los derechos de los homosexuales.

Image
La opinión
La Opinión