Escuchar este artículo

En busca de la memoria histórica del conflicto desde la niñez

Viernes, 21 de Julio de 2017
En el colegio Rafael Uribe Uribe, en Cúcuta, se desarrolló el proyecto para generar espacios críticos y de flexión.

Conscientes de que la construcción de paz se debe empezar desde la niñez, la Coalición contra la Vinculación de Niños y Jóvenes al Conflicto Armado en Colombia (Coalico), junto con la  Agencia Alemana para la Cooperación (Giz), desarrolló un proyecto de memoria histórica en el colegio Rafael Uribe Uribe de Doña Nidia.

El proyecto, que se desarrolló durante ocho meses, consistió en la lectura de tres libros (Abraham entre bandidos, Los Ejércitos y Vivir sin los otros) relacionados con la historia y las vivencias del país, a fin de que a partir de eso se pudiera reflejar un proceso de memoria histórica a través de expresiones artísticas.

El trabajo comenzó a ser ejecutado con 240 estudiantes, pero la iniciativa fue tan bien recibida que la oferta se amplió hasta llegar a 395 estudiantes. 

Fernando González, asesor del proyecto y autor de uno de los libros, dijo que la idea era que luego de la lectura se generaran espacios críticos y de flexión que generarán la formulación de las expresiones artísticas, en la que los estudiantes reflejaran lo que les ha dejado la lectura.

“Buscábamos que surgiera situaciones conmemorativas, porque lo que se busca es reflejar algo para que esos momentos trágicos no se repitan”, dijo González. “Esta es una norma de reparar también”.

(Con expresiones artísticas se buscaba incluir la educación para generar espacios de paz.)

Breiner Daniel Rojas, estudiante de 15 años, agradeció que el programa llegara a la institución, porque aseguró que esto le permitió poder expresar muchos de los sentimientos que surgieron luego de las lecturas. 

Como proyecto final, presentó una historieta en la que reflejó con dibujos lo que fue para él la toma del Palacio de Justicia. 

Cada una de las expresiones artísticas de los estudiantes fue apoyada nos solo por sus maestros si no por los papás, quienes recordaron la historia del país y contribuyeron con los trabajos escolares.

Mayla Dávila Pabón, estudiante del noveno grado, dijo que este ejercicio le permitió ser más tolerante y mejorar la convivencia, pues a través de los dibujos todos pudieron expresar lo que sentían y así no reflejarlo pelando con compañeros.

Este colegio se ha caracterizado por aplicar proyectos pedagógicos que han reducido los niveles de violencia en las aulas escolares.

Allí se desarrolla el proyecto ‘+ cómics,+ paz’, con el que han logrado construir dentro y fuera del colegio escenarios agradables.

Através de dibujos, historietas, cantos y bailes, los estudiantes demostraron lo aprendido en meses de trabajo, y contribuyeron a la recuperación de la memoria histórica.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Contenido Patrocinado