Escuchar este artículo

Fiscalía investiga la intoxicación de 63 niños en la escuela Antonio Nariño

Miércoles, 14 de Marzo de 2018
Serían los mismos que recibieron el refrigerio del Programa de Alimentación Escolar.

La unidad de administración pública de la Fiscalía General de la Nación estuvo este miércoles en la escuela Antonio Nariño, para conocer lo que sucedió con los 63 niños que resultaron intoxicados el pasado martes, y evaluar si hay lugar para abrir una investigación por noticia criminal.

Recogieron entrevistas con la rectora del colegio, Judith Villavicencio, con los supervisores y los docentes, para establecer en qué momento se generó la falla que provocó la intoxicación de los estudiantes que recibieron el refrigerio del Programa de Alimentación Escolar (PAE). 

En la escuela estuviron miembros de las secretarías de Salud y Educación.

La merienda que los pequeños recibieron, según los datos recabados en el colegio, fue un lácteo, un carbohidrato y una fruta (durazno). Ahora hay que aclarar si alguno de estos alimentos estaba contaminado, a través de las pruebas bacteriológicas. 

El alcalde de Cúcuta, César Rojas, aseguró que los estudiantes presentaron fue una alergia al durazno y que estaban fuera de peligro. 

Luis Rodríguez, toxicólogo, explica que habría que determinar si los duraznos tendrían la presencia de algún hongo, o si había presencia de plaguicidas o residuos químicos.

“Ocurre que para que una fruta o cualquier alimento cosechado se pueda consumir, si son fumigados, estos deben tener un tiempo de seguridad o un tiempo de retiro, es decir, que ese alimento no puede ser cosechado o venderse sin haber cumplido cierto número de días, para reducir el riesgo de residuos en la fruta”, detalla.

El especialista señala que la precisión de lo ocurrido lo deben arrojar los resultados de los estudios que la secretaría haga sobre los alimentos.

“Generalmente, con las frutas no manejan cadenas de frío, pero sí deben ir empacadas de manera idónea. Las cajas deben permitir la circulación de aire para que no se acumule humedad”, dijo.

Orlando Rolón, veedor del PAE, enfatizó que hay que indagar en busca de los resposanbles.

“La operadora del PAE este año, también trabajó con el programa durante la gestión de Donamaris Ramírez y tuvo serias inconsistencias, es decir, es un operador cuestionado”, explicó el veedor.

Image
La opinión
La Opinión