Escuchar este artículo

Inician obras para embellecer la Catedral

Miércoles, 13 de Febrero de 2019
Debido a los daños que han causado la humedad, el paso del tiempo y el ‘popó’ de las palomas.

Con una inversión de aproximados 1.200 millones de pesos, la Diócesis de Cúcuta empezó a reparar paulatinamente la Catedral San José, ubicada en la avenida 5 entre calles 10 y 11.

Este templo católico que tiene más de 130 años de construido, empezó a deteriorarse por el techo. Las láminas de Eternit que lo cubrían se partieron y la humedad empezó a filtrarse, debilitando poco a poco la estructura. 

El párroco Esteban Osorio, quien se encuentra a cargo del templo, aseguró que a esta situación se suma el problema que genera el excremento de las palomas del parque Santander, pues han provocado daños “no son solo en el exterior de la iglesia, sino también en el interior cuando logran meterse hasta la cúpula, o se amontonan en la zona de las campanas”, recalcó.

Estas heces “pueden corroer grandes superficies y grandes cantidades, alojados durante mucho tiempo. La defecación de la paloma tiene un elemento ácido y fosfórico muy fuerte que puede destruir cemento y estructura metálicas”, dijo Daniel Villarreal, biólogo y director del zoológico de Córdoba en una entrevista con Radio Mitre Córdoba. 

Pese a estas alarmas, en la ciudad no se han tomado decisiones que permitan mitigar los daños que pueden casuar los excremetos de las palomas en la salud humana.

Durante las labores de limpieza y mantenimiento que se adelantan en el templo, se han recogido más de 700 bultos de heces de palomas, plumas y cáscaras de huevos.

Los trabajos

Las reparaciones se enfocan en el techo de la iglesia, y hasta la fecha, se registra un avance del 50%. Las láminas de Eternit están siendo reemplazadas por tejas estilo española. 

Sin embargo, aún queda pendientes los trabajos de paredes, pisos, lámparas y parte exterior del templo. “Son muchas las obras que se deben adelantar dentro de la parroquia. Por ello, las labores se ejecutarán por etapas”, dijo el párroco Esteban Osorio.

“Es importante destacar que las labores se han podido ejecutar gracias a las ayudas económicas que entregan los feligreses a través de la ofrenda o de manera voluntaria”, recalcó Osorio. Sin embargo, aclaró que las ayudas no llegan de manera permanente a la iglesia.

“Las obras cuentan con todos los permisos establecidos por la ley, los cuales garantizan la seguridad de los trabajadores y la calidad de los resultados finales del proyecto”, recalcó Osorio.

Por último, el cura le hizo un llamado a la Alcaldía, Gobernación, comunidad y  sector comercial para que se unan a este propósito de mejorar la infraestructura de la Catedral, que es considerada patrimonio religioso e histórico de la región.

Image
La opinión
La Opinión