Escuchar este artículo

Los inmigrantes afectan suministro: Aguas Kpital

Sábado, 8 de Septiembre de 2018
El consumo en la ciudad está creciendo mucho.

La llegada de inmigrantes venezolanos es una causa que descompensa y desestabiliza el sistema de suministro de agua potable, dijo Aguas Kpital. Otra es el crecimiento desordenado de invasiones en las zonas periféricas de la ciudad.

La afirmación viene desde la gerencia de Aguas Kapital ante las recurrentes denuncias de los usuarios, que sostienen que pueden pasar hasta 15 días sin agua. La cuerda jaloneada por ambos extremos: operador y usuarios, siempre revienta por la cuerda más fina.

El gerente de la compañía, Hugo Vergel, explicó que el consumo en la ciudad está creciendo mucho, y también, que les ha perjudicado la población venezolana que se ha asentado en ciertas zonas de la ciudad en meses recientes.

“Otro de los inconvenientes que desestabiliza (el sistema) para llegar hasta estos sectores de Atalaya es la llegada de los venezolanos. Hemos detectado aproximadamente 30 mil venezolanos viviendo en sectores marginales de la ciudad. Ellos consumen agua y están alquilando casas con numerosos habitantes. Ese aumento de consumo hace que se tarde más en estabilizar el sistema”, dijo.

Vergel aseguró que están adaptándose a esta nueva situación con los inmigrantes, y precisó que están recomponiendo algunos modelos hidráulicos para poder abastecer esas zonas más críticas. 

Entre las zonas más afectadas está Cerro La Cruz, comunidad que tuvo que protestar para obtener una respuesta; en el sector Tanque La Victoria, donde explica Aguas Kpital hicieron las casas por encima del nivel de la cota de servicio; y en algunas áreas de Belén.

El gerente de la empresa de agua en la ciudad dijo que están vectorizando toda la parte suroccidental para distribuir de manera adecuada el servicio, y hacer el reforzamiento de las tuberías matrices y la repotenciación de las plantas potabilizadoras. 

Frente a una eventualidad como la suscitada el fin de semana pasado que hubo fallas en el fluido eléctrico afectando el bombeo de agua, Vergel enfatizó que a la ciudad le hacen falta sistemas para reaccionar ante eventos irregulares como estos. Es decir, un sistema de respuesta efectivo. 

Continuidad 

Hay sectores como Prados del Este, Manolo Lemus, Primavera donde reciben agua dos y tres veces por semana, es decir, carecen de una continuidad en el servicio.

Sobre este aspecto, el gerente de Aguas Kpital aceptó que aún están en deuda con  zonas de Cúcuta, donde todavía reciben el agua potable por turnos.

“En el 91 por ciento de la ciudad tenemos el servicio continuo, desafortunadamente hay sectores con los que estamos en deuda”, dijo.

Esta queja es reiterativa, sobre todo por aquellos usuarios que no tienen tanques de almacenamiento en sus viviendas. 

En casa tenemos tanque, pero se dañó y nos dimos cuenta, cuando percatamos la falla de agua. Ese día tampoco había servicio de la calle y fue un desastre. ¿Qué quiere decir esto? Que no hay una continuidad en el servicio”, se quejó Felipe Bustamante, de Prados del Este.

El gerente de la empresa sostuvo que según la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (Cra) es obligatorio que los usuarios tengan depósitos de almacenamiento en sus casas para uno o dos días, y tengan agua en caso de presentarse alguna emergencia o un corte por una reparación.

Afirmación que es cierta; sin embargo, la regulación indica que se debe tener por eventualidades no para abastecerse cuando el servicio debería ser regular.

A largo plazo

Dentro de las obras contempladas por Aguas Kpital para mejorar el abastecimiento de agua en la ciudad está proyectada la instalación de unas tuberías, de 30 pulgadas, que van por el anillo vial occidental.

Explica el gerente de la empresa prestadora del servicio, Hugo Vergel, que el anillo hidráulico que se pretende instalar va facilitar el abastecimiento. 

También aseguró que existe un proyecto para llevar agua desde El Pórtico directamente al tanque de Nidia. 

Sin embargo, sostuvo que es imposible programar y proyectar a la ciudad si sigue creciendo en medio del desorden.

“Estamos atentos de acondicionar el plan maestro de acueducto y alcantarrillado, pero ese acondicionamientos no son fáciles en medio del desorden que se está dando en Cúcuta”, dijo. 

Image
La opinión
La Opinión