Polémica por caducidad de la escombrera

Viernes, 20 de Diciembre de 2019
Contratista afirma que planeación violó el debido proceso.

Tras una decisión que fue cuestionada de principio a fin por las presuntas irregularidades que se denunciaron durante las audiencias de confrontación de pruebas y alegatos, el Departamento de Planeación Municipal procedió a declarar la caducidad del contrato de concesión de la escombrera municipal.

De este contrato, pactado a 25 años, el municipio le ha girado al concesionario Fundación Salvemos el Medio Ambiente, Funambiente, representada por Ángel Fernando Zabaleta, 10.000 millones de pesos por los 15 años que han corrido desde 2004 que empezó a regir.

El hecho se produjo el pasado 12 de diciembre, luego de 26 sesiones de audiencias que se celebraron entre las partes, tras lo cual el secretario de Planeación, Jorge Omar Gandolfo, expidió la resolución de caducidad para dar por terminado el contrato de concesión.

Según se desprende del acto administrativo, no habrá lugar a indemnización del contratista “por tratarse del incumplimiento de sus obligaciones, lo que afecta de manera directa la ejecución del contrato”.

Entre las sanciones que se dispusieron para el contratista por este hecho está la inhabilidad para contratar con entidades públicas por un lapso de cinco años. 

Aunque Gandolfo aseguró a La Opinión que el contratista estaba incumpliendo el contrato, además de no reunir los requisitos que demandaba la concesión, los representantes de Funambiente aseguran que en los 15 años que se llevan cumplidos no existe una sola queja fundada por incumplimiento de las obligaciones contractuales.

Gandolfo argumentó durante las audiencias que el contratista, según informes de interventoría, estaba evadiendo obligaciones del plan de manejo ambiental en el lote donde son llevados los escombros, en la vía a El Zulia, Además de no contar con un terreno de su propiedad para cumplir con el contrato.

 Jorge Omar Gandolfo.

Lea además ¿Por qué el interés de la Alcaldía de terminar la escombrera?

‘Indebido proceso’

Al concretarse la caducidad del contrato Funambiente formuló una tutela solicitando el amparo de sus derechos constitucionales, entre ellos el del debido proceso, tras considerar que el secretario de Planeación incurrió en una serie de presuntas irregularidades para conseguir, “a toda costa, la liquidación de la concesión”, expresó Zabaleta.

La tutela fue admitida y hoy se estaría dando a conocer una decisión en torno a la petición de Funambiente de que se suspenda el procedimiento que llevó a la expedición de la resolución de caducidad del contrato por parte de Planeación municipal.

No existe ni existió causal alguna de incumplimiento del contrato, insistió Funambiente. 

Agregó que una prueba de que se violó la ley es que Planeación notificó por aviso a Funambiente en julio pasado la declaración de caducidad administrativa sin haber llevado a cabo el debido proceso. Por este hecho Zabaleta interpuso queja disciplinaria en la Procuraduría en contra de Gandolfo, ente que procedió a abrir investigación al funcionario.

Funambiente aseguró que fue objeto de prejuzgamiento, argumentando que la alcaldía a través de la resolución 0370 del 21 de noviembre decide negar la nulidad interpuesta por el ministerio público solicitada en la sesión de fecha 15 de noviembre de 2019.

 “No existe incumplimiento contractual, tampoco afectación grave que impida la prestación del servicio”, advierte por último Funambiente.

 “Es de resaltar que a la fecha en que Planeación Municipal declaró “el incumplimiento” la escombrera operaba normalmente la prestación del servicio y no existe riesgo alguno de parálisis”, subraya el concesionario.

En relación al lote en el que se disponen los escombros, informó que cuenta con un lote de 6 hectáreas de su propiedad y uno de 4 hectáreas que tiene contrato de promesa de compraventa, así como uno arrendado con opción de compra de 2 hectáreas.

Los pliegos disponen que “el concesionario deberá demostrar propiedad o tenencia”, además que la obligación que tiene el concesionario de la reversión del lote es al finalizar el contrato. 

Para Funambiente, lo que hizo Planeación fue atentar contra la ciudad y contra el servicio, puesto que a la fecha no se dispone de un plan de contingencia en marcha para dar destino a los escombros que se producen en la ciudad. “Lo estamos preparando”, dijo Gandolfo.

 En este lote ubicado en la vía a El Zulia la Fundación Salvemos el Medio Ambiente (Funambiente)opera la escombrera municipal de Cúcuta desde 2004.

Image
La opinión
La Opinión