Escuchar este artículo

Predios de iglesias donde no hagan cultos de oración deben pagar impuesto

Jueves, 23 de Febrero de 2017
Así quedó contemplado en el acuerdo 002 que aprobó el Concejo y que modificó el Estatuto Tributario que está vigente desde 2010.

Las iglesias de todas las religiones que funcionan en Cúcuta quedaron obligadas a pagar impuesto predial por aquellos predios en los que no se adelanten cultos de oración.

Se incluyen salones de conferencias, restaurantes, cafeterías, salas de asesorías y hospedajes que se encuentren dentro de las mismas edificaciones.

Así quedó contemplado en el acuerdo 002 que aprobó el Concejo y que modificó el Estatuto Tributario que está vigente desde 2010.

El concejal ponente de la iniciativa, Miguel  Ángel Flórez, manifestó que se respetaron la ley y los acuerdos internaciones que en dicha materia se han expedido con anterioridad por el Gobierno Nacional, es decir, en las excepciones.

La ley 20 de 1974, que aprobó el concordato y el protocolo final con la Santa Sede, exceptúa del gravamen a los edificios destinados al culto, las curias diocesanas, las casas episcopales y curales, y los seminarios.

Sin embargo, según Flórez, tras la aprobación del acuerdo 002, si una parte del predio donde funciona la Iglesia se dedica a otra actividad que no está contemplada en la ley, debe pagar predial por esa área.

Estas excepciones habían quedado aprobadas en 2010, cuando se reformó el estatuto tributario.

Sin embargo, la presente administración consideró que las iglesias deben pagar impuesto por aquellas áreas de los predios destinados a otros fines.

El acuerdo sostiene que en casas en donde funcionen iglesias sin la respectiva licencia del ministerio del Interior o autoridad competente serán obligadas a pagar predial.

Flórez fue mucho más explícito al señalar que si de una casa de cuatro habitaciones, una se emplea para culto de oración y las otras tres para actividades distintas a la iglesia, solo se exonerará del pago del impuesto el espacio donde se adelanta el culto, el resto debe pagar el gravamen.

El Concejal Oliverio Castellanos, quién fue el único que no aprobó este acuerdo, mencionó que su abstención obedeció a que no estaba muy claro el tema de las exoneraciones, además porque en el acuerdo 040 de 2010 habían quedado contempladas.

Según conoció La Opinión, las exoneraciones que habían hecho los alcaldes anteriores, pero que quedaron sin piso con el acuerdo 002, corresponden al no pago de impuesto por áreas que no estaban destinadas al culto de oración, como por ejemplo, los colegios, los asilos, salas de lectura y otros espacios de propiedad de las iglesias.

Solo la iglesia Católica tiene abiertas en Cúcuta 101 parroquias y unas 40 capillas, además de muchas otras casas religiosas, dos asilos que atienden alrededor de 250 abuelos y varios colegios.

Iglesias de otras corrientes regiliosas, son propietarias de unos mil predios, según conoció La Opinión.

Si bien es cierto que el acuerdo en cuestión deroga a partir de su sanción todas las disposiciones de carácter municipal que otorgaban exenciones, exclusiones y/o exoneraciones del impuesto predial unificado y demás impuestos, tasas, sobretasas, contribuciones, tributos, gravámenes y/o estampillas municipales, más cierto es que las contempladas en las precitadas normas nacionales como de carácter obligatorio aún siguen vigentes, dijo Flórez.

Hablan los voceros

El oblispo católico de Cúcuta, Víctor Manuel Ochoa, dijo que una norma municipal no está por encima de una ley ni de un tratado, como el Concordato entre la Santa Sede y el Estado colombiano.

Tengo entendido que se respeta lo acordado en la ley 20 de 1974, que indica que la iglesia está exonerada de pagar impuesto por los edificios  destinados al culto, las curias diocesanas, las casas episcopales y curales y los seminarios.

No nos hemos negado a pagar lo que señala la ley, dijo el religioso.

Por su parte, Argemiro Escobar, de la iglesia cristiana de formación de liderazgo, dijo que son respetuosos de la ley y las autoridades. ‘No vemos problema en pagar impuesto, siempre y cuando a todas las iglesias católicas y protestantes se les mida con el mismo rasero. O todos en la cama o todos en el suelo”, dijo.

Image
La opinión
La Opinión