Se acerca el fin del Cementerio Central de Cúcuta

Martes, 23 de Febrero de 2021
Las defunciones aumentaron en 2020 y la capacidad del camposanto, creado hace 135 años, está llegando a su límite.

Luego de 135 años de fundado, el Cementerio Central de Cúcuta está por cumplir su ciclo de funcionamiento. Las cuatro hectáreas del camposanto dentro de poco coparán su capacidad total.

El inesperado aumento de muertes en la ciudad aceleró el final del histórico cementerio. Entre seis meses a un año, es el tiempo estimado que dio la Alcaldía de Cúcuta para que la necrópolis siga en funcionamiento, así lo confirmó a La Opinión el secretario de Gobierno municipal, Cristian Buitrago.

El funcionario señaló que el cementerio no está por colapsar, sino que su capacidad está llegando a su límite, sin embargo, aún sigue en servicio y seguirá así hasta que todos los cupos lleguen a su totalidad. 

De igual manera dio un parte de tranquilidad a los cucuteños, al señalar que la administración adelanta la búsqueda de un terreno a las afueras de la ciudad como ahora lo exige la norma, para crear el nuevo destino de los difuntos locales.

Image
Al aumentar las cifras de defunciones, se aceleró la capacidad de los camposantos. / Foto: Archivo

“Desde el año pasado se inició un proceso de identificación de posibles terrenos que, de acuerdo con el Plan de Ordenamiento Territorial y el cumplimiento de los requisitos para este tipo de parque cementerio, deben estar ubicados a las afueras del casco urbano”, señaló Buitrago.

Agregó que ya la Secretaría de Planeación identificó algunos espacios disponibles y se notificó a Corponor para efectos de que ambientalmente las áreas de terreno sean susceptibles de utilización para el camposanto.

Una vez identificada el área de terreno que puede que sea pública o privada, se procederá a la adquicisión del mismo. Buitrago señaló que, de hecho, la Alcaldía de Cúcuta ya ha conocido diferentes ofertas de unos particulares sobre terrenos en las zonas estipuladas, pero aún no se ha definido un punto específico.

El secretario de Gobierno explicó que el funcionamiento del camposanto es rotativo por lo que reiteró que no hay un colapso, pues cada cierto tiempo se hacen exhumaciones y las personas son trasladadas a osarios.

A pesar de esto, mencionó que, de llegar a faltar disponibilidad por cualquier circunstancia, la administración municipal podrá adelantar un convenio con empresas que prestan este servicio para que se supla la necesidad por medio de un proceso de concesión, por lo que precisó que siempre habrá un plan de contingencia y de atención por parte de la Alcaldía.
 
Aumento de defunciones 

Es de precisar que en 2020 disminuyeron las cifras de fallecimientos por siniestros viales y riñas, dados los confinamientos decretados por las autoridades para contener la propagación de la COVID-19, sin embargo, este mismo virus disparó la cifra de mortalidad en la región, por motivos propios del coronavirus y por factores derivados a él.

Es de precisar que en Norte de Santander la tasa de mortalidad por COVID-19 es de 153,74 por cada 100.000 habitantes, y la de letalidad de 5,20; es decir, de cada 100 casos positivos para coronavirus, fallecen 5.2 casos.

A esto, se le suma el aumento de hechos violentos en la frontera por grupos al margen de la ley. A corte del 11 de diciembre del 2020, la capital nortesantandereana registraba 238 asesinatos y en el departamento se presentaron seis masacres.

Todo esto influyó a que la disponibilidad de los cementerios de Cúcuta y municipios del área metropolitana se viera afectada. 

No obstante, empresas privadas como Jardines La Esperanza, dieron a conocer que aún cuentan con capacidad para seguir prestando su servicio por varios años, señalando que si bien es cierto aumentó en un 50 por ciento los servicios exequiales, el correcto funcionamiento de la empresa no se vio afectado.

“Jardines La Esperanza como organización lleva 43 años funcionando y 39 años con el camposanto, cuenta con una extensión de 17 hectáreas que permitirán que el cementerio tenga disponibilidad por mucho tiempo más”, dijo el vocero de la empresa, ingeniero Felipe Matamoros.

Image
Aumentaron las defunciones en 2020.

 

Municipios del área se preparan 

Dada la situación que se registró en Cúcuta, municipios como Los Patios tomaron acciones de prevención para evitar que su cementerio local no vaya a disminuir su capacidad aceleradamente.

Es por esta razón que la administración municipal en cabeza de José Miguel Bonilla dio a conocer a los patienses que no se permitirá la inhumación en el cementerio municipal de personas con Sisbén de otros municipios. 

Esta medida además de proteger al camposanto de una acelerada ocupación, fue tomada para dar inicio a los trabajos de mejoramiento para la modernización y reorganización del cementerio municipal. 

El secretario de Gobierno de Los Patios, Jesús Peña, dijo que la necrópolis cuenta con una extensión de cuatro hectáreas y de esta totalidad solo se ha usado el 15 por ciento. 

Por otra parte, el secretario de Gobierno de Villa del Rosario, Ezequiel Acuña, mencionó que el municipio no cuenta con un cementerio de propiedad de la administración y que la localidad a dispuesto del cementerio parroquial, sin embargo, están trabajando en la consecución de un terreno para que dentro de poco los rosarenses puedan disponer de él. 

Image
La opinión
La Opinión